Según el escrito de acusaciones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, en el juicio también será juzgado el hermano de la pareja sentimental de A.M.M. —E.J.J.— por un presunto delito de lesiones con instrumento peligroso y para el que piden cinco años de cárcel, ya que en la misma discusión hirió en la cabeza con un objeto contundente al padre del fallecido.

Con todo, según el relato del Ministerio Público, lo hechos se remontan al 25 de mayo de 2017, sobre las 21.30 horas, cuando el principal acusado se encontraba en la calle de la localidad toledana, lugar en el que estaba su vivienda, y se inició una discusión y un forcejeo con su vecino A.C.J. y el padre del mismo D.C.N., que también vivía en las proximidades.

Hasta el lugar, añade el fiscal, acudió también el hermano de la pareja sentimental de A.M.M. —E.J.J.— instantes después de iniciarse la pelea e interviniendo en apoyo del principal procesado por estos hechos.

Durante el forcejeo, A.M.M., con “evidente intención de acabar con la vida de A.C.J. y de forma sorpresiva e inopinada y sin que este tuviera capacidad de reacción alguna”, le clavó un objeto punzo-contundente provocándole una herida que le atravesó la víscera cardiaca y le provocó la muerte como consecuencia de un taponamiento cardiaco y shock irreversible a las 23.54 horas del mismo día de los hechos.

De su lado, E.J.J. agredió durante la pelea con un objeto contundente similar a un garrote a D.C.N. provocándole lesiones consistentes en varias heridas en la cabeza, en el brazo izquierdo y en la mano izquierda, así como estado de ánimo deprimido, que hizo necesario un tratamiento quirúrgico mediante suturas y tratamiento con analgésicos, antiinflamatorios y ansiolíticos.

En el momento de su fallecimiento, A.C.J. contaba como familiares con una pareja sentimental y dos hijos menores de edad, de 11 y 7 años; además de su padre y su madre.

El acusado se encuentra en prisión preventiva por esta causa desde el 25 de mayo de 2017.