El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de de la Orden ha acordado el sobreseimiento provisional de la causa al “no haber quedado debidamente acreditada la perpetración del delito que dio lugar a su formación y el archivo del presente procedimiento”.

Los hechos se remontan al año 2012 cuando el que era alcalde de Quintanar de la Orden, , creó una plaza de personal eventual como servicio de “atención al ciudadano”. Un puesto de asesor que fue aprobado en pleno y que tal y como explicó Madero en su momento “se trata de puestos definidos que permite la Ley” que van unidos al mandato y que si se finaliza y llega otro partido pueden perfectamente renunciar a él.

El ex alcalde de Quintanar de la Orden siempre se mostró tranquilo ante esta situación, y ha defendido su inocencia y la legalidad del nombramiento de esta plaza eventual, al igual que ha ocurrido en Ayuntamientos de tamaño similar al del municipio.

Fue el Abogado del Estado quien abrió diligencias previas en 2016 por un presunto delito de prevaricación administrativa y ha sido a final de abril de 2017 cuando el Juzgado se ha pronunciado y ha mostrado la inocencia de Carlos Madero.

En el auto, el ex alcalde de Quintanar de la Orden declaró que procedió a la contratación de una persona como asistente al necesitar sus servicios, dictándose posteriormente por el Interventor una nota de reparo, cuyos extremos fueron inmediatamente observados y corregidos, y en su testimonio aseguró que “no existió infracción penal alguna”.

Madero ha manifestado su satisfacción por la sentencia y ha recordado que en sus 20 años de trayectoria política su conducta ha sido “impecable”, basada en los principios de “honradez y transparencia” y en mantener el buen nombre del con sus afiliados y simpatizantes.