Según el fallo del juzgado, recogido por Europa Press, se absuelve igualmente a la madre biológica de la niña, , declarándose de oficio las costas procesales.

Fue el Juzgado de Instrucción número 1 de Talavera de la Reina () quien iniciara nuevas diligencias previas contra Susana Guerrero, la madre talaverana que se negó a entregar la custodia de su hija, por un presunto delito de “denuncia falsa” contra el padre por supuestos abusos sexuales hacia la menor.

Se solicitaron diligencias previas, por procedimiento abreviado, por la denuncia presentada el 15 de marzo de 2013 contra el padre de la niña, tanto por parte de Susana Guerrero como por la madre biológica de ésta, Filomena Rodríguez.