Según el escrito del , al que ha tenido acceso Europa Press, estos hechos tuvieron lugar el 25 de enero de 2017 pasadas las 9.00 horas, cuando ambos se encontraban en una calle de esta localidad esperando para ser trasladados al lugar en el que ambos trabajaban.

En ese momento, estas dos personas iniciaron una discusión motivada por una pieza de bollería que R.C. no quiso compartir con M.E.A. Esta discusión en un primer momento fue meramente verbal, pero después el primero de los acusados, “presidido en su obrar por el propósito de acabar con la vida del otro”, se abalanzó sobre R.C. con una navaja —que no ha sido encontrada— y diciéndole “te mato” le clavó la misma en el costado izquierdo, ante lo que el segundo de los procesados reaccionó propinándole un puñetazo en el rostro.

Siempre según el escrito de la Fiscalía, como consecuencia de estos hechos R.C. sufrió una herida penetrante por arma blanca en la región del hemitórax izquierdo, además de laceración del pulmón enfisema subcutáneo y hematoma en partes blandas “con compromiso vital evidente”.

De su lado, M.E.A. sufrió una herida inciso contusa en la mucosa del labio superior y un traumatismo en el ojo izquierdo.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal pide para M.E.A., en prisión provisional por estos hechos desde el 27 de enero de 2017, una pena de seis años de prisión, además de una indemnización para la víctima de 2.575 euros. Igualmente, la Fiscalía pide que de la pena que se le pudiera imponer a esta persona se descontase el tiempo que ha permanecido en prisión provisional.

Asimismo, la Fiscalía pide para R.C. la pena de dos meses de multa con cuota diaria de doce euros. Del mismo modo, también solicita el pago de una indemnización de 400 euros a M.E.A.