Según las conclusiones provisionales del Fiscal, recogidas por Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 9.40 horas del 26 de febrero de 2013, cuando los dos acusados se dirigieron hasta el Hospital donde habían concertado una cita con uno de los internos del centro, A.B.E., a fin de entregarle cierta cantidad de cocaína a cambio de la cantidad económica previamente concertada.

Una vez que se hubieron reunido con el interno en la puerta principal del centro y cuando los tres se hallaban negociando la compra fueron sorprendidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que acudieron al lugar en virtud de un aviso previamente recibido desde el propio centro, pudiendo comprobar cómo los acusados portaban oculta bajo el capó del vehículo 17 envoltorios de plástico con cocaína.

En concreto, un total de 9,01 gramos con una riqueza media expresada en base del 25,8 por ciento. Además, los agentes ocuparon otro envoltorio debajo del asiento del conductor, también con 1,45 gramos de cocaína y una riqueza media en base del 17,1 por ciento. Con ambas cantidades, los acusados podrían haber obtenido un beneficio que ascendería a 616 euros en el mercado ilícito.