Un acuerdo firmado en la sede de Fedeto por parte de su secretario general, , y por el director de en , , que establece que las empresas beneficiarias contarán con condiciones especiales en productos y servicios del banco, según han informado Liberbank y Fedeto en sendos comunicados.

El objetivo para ambas instituciones es impulsar el desarrollo empresarial de la provincia, fomentando el crecimiento, la internacionalización, la creación de empresas y las iniciativas emprendedoras.

En este sentido, Fedeto puso en marcha hace dos años la Oficina de Asesoramiento y Tutelaje a emprendedores, que cuenta con la colaboración de Liberbank. Un servicio que se sitúa a la cabeza de la provincia por número de usuarios y que pone de manifiesto el compromiso con aquellas personas que pretenden poner en marcha un negocio.

Asimismo, gracias a esta colaboración, la entidad financiera pone a disposición de las empresas asociadas a Fedeto una línea de financiación por valor de 60 millones de euros destinada a realizar inversiones y mejoras, con el objetivo de aumentar la competitividad de sus negocios.

También podrán beneficiarse de cuentas, servicios de cobro y pagos, una amplia gama de seguros, así como un completo catálogo de servicios y productos especializados en negocio internacional, contando con la atención personalizada y el asesoramiento de los gestores de Liberbank para obtener los recursos que más se adapten a sus necesidades y tipo de proyecto.

OFICINA ASESORAMIENTO EMPRENDEDORES

La Oficina Asesoramiento a Emprendedores de Fedeto presta servicio en cada una de las sedes de la Federación en Toledo, Talavera de la Reina, de la Orden, Illescas y Madridejos y se sitúa a la cabeza por número de usuarios que acuden derivados desde las oficinas de empleo, centros de la mujer o de la Dirección Provincial de la Consejería de Economía Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha.

Un recurso que permite ofrecer un asesoramiento y seguimiento directo a quienes toman la decisión de iniciar el proceso de poner en práctica su idea de empresa. Se realiza a lo largo de tres fases, que conviven desde el inicio de la actividad empresarial del nuevo emprendedor y que tiene un recorrido total de 15 meses.

En la primera fase se ofrece asesoramiento y tutorización para elaborar el plan de negocio y realizar los trámites para el alta en el RETA. A continuación, se realiza un seguimiento técnico durante los 6 primeros meses de vida de la empresa, además de ofrecer servicios complementarios de formación o networking.

Finalmente, se realiza una evaluación más amplia de la marcha del negocio, durante los siguientes seis meses, asesorando sobre los aspectos que precisen un refuerzo. Además, desde la Oficina se asesora al emprendedor de los incentivos que existen para la puesta en marcha del negocio y las alternativas de financiación, gracias a la colaboración de Liberbank.