Una iniciativa que pondrán en marcha dos argentinos afincados en la ciudad, Andrea Constanza y , quienes el pasado año estuvieron seis meses en la capital regional trabajando con su editorial “artesanal” ‘Mochuelo Libros’ y participando en el festival internacional ‘Voix Vives’.

Profesora y bibliotecario de , ambos hicieron “muy buenos amigos” en su estancia en el Casco Histórico de Toledo y tras volver a Argentina a resolver unos asuntos, han vuelto con la idea de seguir desarrollando su editorial y cumplir el sueño de “montar” un espacio para poder tener un escaparate para sus libros y para la cultura en general.

“ES LO QUE NOS APASIONA”

“Es lo que nos apasiona”, ha indicado en declaraciones a Europa Press Andrea Constanza, quien ha señalado que el espacio elegido es El Internacional porque sus responsables siempre habían tenido la intención de que fuera algo más allá de un bar y la ilusión de que fuera una librería, aunque por falta de tiempo no han podido llevarlo a cabo.

“Nuestra intención es que antes de que empiece julio ya esté abierto el espacio y que sea un lugar donde confluya la literatura y distintas actividades artísticas, además de las actividades sociales que lleva a cabo El Inter. Se trata ponerle nuestra pata literaria”, ha argumentado esta profesora argentina.

En este sentido, ha explicado que ‘Andarríos’ va estar dividido en los espacios de libros de ocasión, libros usados —ambos de temáticas “muy variadas”—, al que se unirá otro con libros nuevos de editoriales más pequeñas, los libros de ‘Mochuelo Libros’ y objetos de arte en pequeño formato.

Del mismo modo, llevarán a cabo diversas actividades y aunque todavía no tienen una agenda pública, su plan es el de invitar a escritores, llevar a cabo charlas abiertas sobre libros y desarrollar “espacios abiertos” de edición y autoedición de textos y libros.

MONTADO EN UN 80%

“El espacio ya estaría en un 80 por ciento montado”, ha apuntado Constanza, que añade que “los chicos del Inter servirían té y café durante el día y por la noche seguirá teniendo la misma funcionalidad que hasta ahora. Estamos adaptando las estanterías para aprovecharlas y todo lo que se arte estará en vitrina cerrada”.

Bajo su punto de vista, Toledo tiene una oferta de actividades variadísima con espacios como Urbana 6 o la librería Hojablanca, pero ‘Andarríos’ está pensado como “un lugar especial” y no como una librería “común y corriente”. “Nosotros el año pasado no vimos un espacio como este y en ese sentido es necesario y además es un espacio abierto para artesanos locales”.

“Hay muchos artistas locales que no se visualizan porque se los comen los comercios que están pura y exclusivamente dedicados al turismo y podemos darles también un espacio de escaparate y producción para hacer talleres o charlas abiertas”, ha concluye la impulsora de esta iniciativa.