Así lo ha indicado a preguntas de los medios el presidente regional, , tras la información que publica este martes el diario El País y que señala que un empresario quemó el vertedero para frustrar el negocio de su cuñado.

“Sería lamentable que los millones de euros que ha costado este problema acaben pagándolos los ciudadanos”, ha señalado el presidente castellano-manchego, quien ha agregado que le gustaría que “todo el peso de la justicia caiga sobre esta persona porque no pasó nada desde el punto de vista de la salud de la gente, pero pudo pasar”.

García-Page ha aprovechado para felicitar a las fuerzas de seguridad que ha atrapado al culpable así como a los bomberos y a Protección Civil por “imponer” un criterio técnico en el incendio. Un reconocimiento que ha dicho que la Junta “hará público con claridad”.

“Creo sinceramente que fue una catástrofe que solventamos técnica y políticamente bien y sobre la que se había dicho que si pasaba iba ser una hecatombe”, ha manifestado, para concluir que el modo de proceder ante el incendio será estudiado en las universidades y en “muchos otros ambientes”.