Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el vicepresidente segundo del Gobierno regional y secretario general de Podemos en la región, , junto al líder del Partido de los Trabajadores en la Cámara de Diputados de Brasil, , tras reunirse en .

“Creo que Podemos puede jugar un papel importante en esta red ya que recibimos muchos mensajes de distintas partes del mundo que dicen que en España aún existe una esperanza y una fuerza que defiende la democracia en un momento de giro autoritario”, ha asegurado.

Molina ha tildado ese giro de “ultraconservador” y ha considerado que limita los derechos y las conquistas sociales y civiles que ha costado mucho tiempo conseguir.

En este sentido, ha manifestado que esta es una situación preocupante sobre la que tienen que reflexionar las fuerzas progresistas para “contraponer un proyecto político que haga frente a este giro y superarlo”.

Preguntado sobre qué puede aportar la experiencia de gobierno del Partido de los Trabajadores de Brasil, ha señalado que las políticas de integración y redistribuciones económica que realizó la fuerza brasileña cuando gobernaban hicieron que la mayoría de las personas se integrarán.

En líneas generales, ha indicado que coinciden con el Partido de los Trabajadores en el tipo de política que hay que recuperar como son las de redistribución o de recuperación de la gente que peor lo está pasando tanto en lo cultural como en lo económico.

“CORREN EL SERIO RIESGO DE SER ENCARCELADOS”

Sobre el marco político de Brasil, José García Molina ha subrayado que las políticas del nuevo presidente de Brasil, , “dificultan la vida social” debido a que si las personas no piensan como él “corren el serio riesgo de ser encarcelados”.

En este sentido, ha señalado que el giro autoritario se está dando en distintos lugares del mundo pero que en Brasil ha tomado un tinte de política militarizada y policial donde los derechos fundamentales de la ciudadanía “se ven reducidos”.

SITUACIÓN DE BRASIL

Por su parte, el líder del Partido de los Trabajadores en la Cámara de Diputados de Brasil, Paulo Pimenta, ha explicado que su país “está viviendo un momento político muy delicado” debido a que Bolsonaro ha anunciado en poco días muchas medidas que “atacan a los derechos y a las garantías individuales de la mayoría de la población”.

“Se está militarizando la sociedad y se están perdiendo derechos civiles, económicos y sociales y queríamos trasladar esta preocupación que tenemos en Brasil”, ha indicado.

Por ello, ha explicado que quieren crear un movimiento internacional de defensa de la democracia. “Queremos reunir a parlamentarios de diferentes países del mundo que compartan nuestras preocupaciones y estén dispuestos entrar en convergencias para aprender y trabajar por la defensa de la democracia”, ha asegurado.

COMUNISTAS EN LA ADMINISTRACIÓN BRASILEÑA

Preguntado por las declaraciones que ha realizado Bolsonaro sobre “limpiar” la administración brasileña de comunistas, ha dicho que se trata de un discurso ideológico del nuevo presidente de Brasil y que no es real que haya comunistas en la administración.

“Brasil nunca ha vivido una experiencia de gobierno socialista ni comunista, por tanto es una falacia para dar consistencia a un discurso ideológico que busca un enemigo que justifique las medidas autoritarias”, ha apostillado.

Pimenta ha apuntado que Bolsonaro quiere desviar las cuestiones principales del foco como son la demarcación de la tierras indígenas, acabar con las actuaciones que impiden la exploración mineral y agropecuaria, entre otras.

ARMAS EN BRASIL

Además, ha añadido que Bolsonaro ha anunciado que se permite la compra de armas para personas mayores de 25 años y sin antecedente penales. “Son impensables las consecuencias que puede tener esta medida en Brasil, que tienen un índice de mortalidad en personas jóvenes muy alto, con casi 70.000 homicidios el año pasado”, ha indicado.

Preguntado sobre la instalación de una base militar de Estados Unidos en Brasil, ha explicado que el Gobierno de Bolsonaro pretende abrir una base en una zona estratégica del país para que la utilicen los Estados Unidos con fines militares y de exploración del .