Hernando, a preguntas de los medios a colación del décimo aniversario de la manifestación contra el trasvase que reunión a cerca de 30.000 personas en Talavera en el año 2009 bajo el lema ‘Por nuestros ríos, por nuestro futuro’, que se cumplirá este jueves, 20 de junio, ha considerado que el cumplimiento de la sentencia del Supremo debe permitir “avanzar mucho más de lo que podíamos pensar que era imaginable en los últimos 30 años de debate y conflicto de intereses” en el fin del Tajo-Segura.

El portavoz ha señalado que desde el se ha dicho que “independientemente del jaleo político, el trasvase terminaría antes o después porque el cambio climático y las nuevas condiciones lo van a hacer absolutamente imposible”.

“Eso es algo que han escuchado a este Gobierno —el castellano-manchego— en toda la legislatura y lo hemos dicho porque hay estudios científicos que nos avalaban”, ha continuado, celebrando que el Ejecutivo liderado por “también haga caso” a esos estudios”.

“Pero no es suficienet, tienen que ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo”, ha insistido, considerando que hará falta “mano izquierda y consenso” para hacerlo y ofreciendo desde Castilla-La Mancha “la máxima colaboración para que eso sea posible.