Así lo ha puesto de manifiesto el secretario general estatal de la sección de pensionistas del sindicato, Julían Gutiérrez, que este jueves ha presentado los datos de este Observatorio en rueda de prensa en .

Gutiérrez ha ofrecido datos de este estudio, poniendo de manifiesto que hay en la región 40.500 personas en situación de Dependencia, el 27% de las mismas atendidas por familiares.

Ha señalado además que la esperanza de vida a partir de los 65 años es de 19 años para los hombres y de 22 para las mujeres, y que la renta per cápita de los jubilados es en Castilla-La Mancha de 18.568 euros, colocando a la autonomía de nuevo en el tercer peor puesto.

Hay en la región 26.612 plazas residenciales de las que solo 9.641 son públicas, mientras que más de 17.000 son de carácter privado.

También ha querido poner el foco en las diferencias entre hombres y mujeres jubilados, ya que hay “datos alarmantes” al respecto. Así, ha apuntado que en la franja de edad entre 50 y 65 años solo el 47% de las mujeres tienen un empleo, mientras que la tasa escala hasta el 61% en el caso de los hombres.

Igualmente, ha criticado que el salario mínimo en la franja entre 55 y 59 años es de 22.000 euros anuales para las mujeres, 9.000 euros menos que para los hombres.

“EL SISTEMA DE PENSIONES ES VIABLE”

El secretario general de CCOO en la región, José Luis Gil, ha afirmado en el acto que “cuando los pensionistas tienen que hacer de red de salvación de la familia, es que el sistema está enfermo”.

“Tenemos que reivindicar el papel de la política para apostar de manera clara por el estado del bienestar, sin el cual no hay democracia.

El sistema es viable, pero el peor enemigo de las pensiones es el Gobierno”, ha lamentado. En la presentación se han ofrecido datos como que las pensiones en España son de las más bajas de la Unión Europea y las personas jubiladas dedican un 50% de sus pensiones a comprar alimentos de primera necesidad.

El secretario general de la Federación Estatal de Pensionistas ha recalcado que el sindicato tiene “propuestas claras para sanear el sistema de Seguridad Social”. “El sistema público de pensiones es perfectamente viable, pero hace falta voluntad política, que la gente no tenga miedo de llegar a la jubilación y no cobrar pensión”.

Entre estas propuestas están el incremento de las bases máximas de cotización, lo que supondría una inyección de 7.000 millones de euros; la equiparación de las bases medias de cotización en el Régimen de Autónomos y el Régimen General de la Seguridad Social para ganar otros 7.000 millones; que el Estado asuma los gastos de la Administración para ahorrar 3.800 millones; que las tarifas planas de ayudas a la contratación se financien vía impuestos (1.800 millones); o la reforma del régimen jurídico de las pensiones de viudedad, orfandad y a favor de familiares.

Con todas estas propuestas el sindicato calcula que se pueden aportar 20.000 millones de euros a la hucha de las pensiones. Además, si se logran recuperar 3 millones de empleo, según los cálculos de CCOO se podrían aportar otros 15.000 millones a este sistema.