En nota de prensa, el Gobierno regional ha explicado que el (Sescam) decidió a finales del año 2017 iniciar la elaboración de un protocolo para orientar el trabajo de todo el personal implicado en el proceso de implantación de estos dispositivos, con el objetivo de evitar la dispersión de esfuerzos y recoger de manera minuciosa todas las etapas del procedimiento.

Dicho protocolo pretende unificar criterios, procedimientos de trabajo y documentos, abordar al paciente que necesite un implante desde un punto de vista integral, así como coordinar e integrar a todos los agentes implicados: otorrinolaringólogos, logopedas, educadores, personal de atención temprana y asociaciones.

De esta forma, la guía que se ha elaborado será la que rija el proceso de implantación coclear en los próximos años en Castilla-La Mancha, abordando la rehabilitación, la atención temprana en el lugar de residencia del implantado, la integración escolar y el seguimiento.

Con este protocolo se pretende que el cien por cien de los pacientes castellano-manchegos sean implantados y seguidos clínicamente en la región, incluyendo además la creación de varias comisiones así como los circuitos de comunicación entre las distintas Consejerías y asociaciones implicadas.