El presidente de la Mancomunidad del Este, , ha exigido a la Comunidad de que adopte medidas para “abrir” Valdemingómez y poder llevar allí los residuos de la comarca ante la situación de “emergencia medioambiental” que puede declararse a partir del 27 de diciembre, una vez que trasladar la basura a no es posible.

Así lo ha detallado en declaraciones a Europa Press una vez que el Gobierno regional de Castilla-La Mancha y la Diputación de Toledo hayan manifestado que el Ecoparque toledano, propuesto como alternativa para enviar durante tres meses los residuos de una treintena de municipios de a zona este de Madrid, no tiene capacidad técnica para acoger este volumen de residuos.

Por ello y una vez que esa alternativa propuesta de urgencia no pueda salir adelante, Rodríguez Palacios ha manifestado que la situación vuelve “a la casilla de salida” y ha emplazado a la consejera de , , a actuar para trasladar los residuos a Valdemingómez porque es la “única solución” desde el punto de vista técnico y medioambiental.

El también alcalde de de Henares ha señalado que la propia Martín emplazó al Consistorio madrileño para lograr formalizar un convenio que permita la gestión temporal de los residuos en la planta vallecana, como llevaban las tres partes implicadas trabajando durante meses.

Rodríguez Palacios ha insistido que a nivel técnico Valdemingómez “es la mejor opción” y la “más coherente” pero que, ante la falta de respuesta del Consistorio, optó explorar la vía de la planta de Toledo como medida transitoria tras pedírselo la propia consejera.

Tras manifestar las autoridades de Castilla-La Mancha que esa opción no es posible, ha agradecido el esfuerzo del Ejecutivo de esta comunidad autónoma por su buena disposición a ayudar en la solución y ha pedido disculpas a la ciudadanía de Toledo por los “problemas” que les haya podido ocasionar el conocer con premura que podían recibir los residuos de una treintena de municipios.

En este contexto, el presidente de la Mancomunidad del Este ha asegurado que ahora es Ejecutivo regional, y en concreto la Consejería de Medio Ambiente, la que tienen que encontrar una solución para que a partir del día 27 de diciembre no haya riesgo de entrar en una “emergencia medioambiental” tras el cierre del vertedero.

Por tanto, ha apuntado que debe adoptar decisiones de inmediato, en el marco de sus competencias, para “no haya basura en la calle” en estas localidades. “Saben que es la solución”, ha insistido Rodríguez Palacios.

Además, ha cargado contra la posición de la vicealcaldesa de Madrid, , que ha vuelto a insistir en su negativa a acoger los residuos del Este.

Respecto a esa posición, Rodríguez Palacios ha asegurado que Villacís se dedica a “descalificar” las soluciones técnicas que existen y a decir que cada municipio gestione sus residuos, lo que denota su “desconocimiento” de la gestión en la materia porque el vertedero de Alcalá, que cerrará en breve, ha gestionado la basura de la comarca durante los últimos 40 años y en el que solo uno de cada cinco kilos de residuos eran de la localidad complutense.

LA COMUNIDAD NO CREE QUE LA MANCOMUNIDAD HAGA “DEJACIÓN DE FUNCIONES”

Ante estas declaraciones, desde la Consejería de Medio Ambiente han detallado a Europa Press que no creen que se vaya a producir ninguna emergencia medioambiental ni sanitaria porque están convencidos de que el presidente de la Mancomunidad del Este va a hacer “dejación de funciones” respecto a su competencia para gestionar los residuos de la zona.

Además, han trasladado que desde el departamento que dirige Paloma Martín le ofrecen todo el asesoramiento y ayuda para buscar la “mejor solución” para el tratamiento de los residuos ante el inminente cierre del vertedero de Alcalá.

“VALDEMINGÓMEZ ES LA MEJOR OPCIÓN TÉCNICA”

En una misiva fechada el 12 de diciembre, a la que ha tenido acceso Europa Press, la consejera de Medio Ambiente manifestó a la Mancomunidad del Este que el Ayuntamiento de la capital no daba confirmación a la propuesta de suscribir un convenio sobre el traslado temporal de los residuos a Valdemingómez, pese a que el día 29 de noviembre se reunieron para intentar cerrar ese marco de colaboración, y que “no era posible esperar más” a la respuesta de Madrid.

“En este momento todavía no se dispone de confirmación del Ayuntamiento y es necesario retomar con carácter inmediato las alternativas identificadas”, exponía Martín en referencia a la opción de Toledo.

No obstante, en ese escrito reiteraba que la “opción preferible para la Comunidad de Madrid es el tratamiento en el Parque Tecnológico de Valdemingómez”.

Además recuerda que le daba un plazo a la Mancomunidad del Este para que en 48 horas apuntaran las alternativas e informaran de la gestiones que podían acordarse con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como opción temporal viable “en caso de que el tratamiento en Valdemingómez no sea aceptado por el Ayuntamiento de Madrid”.

En otra misiva del 16 de diciembre, la Mancomunidad del este lamentaba los meses “perdidos” en los contactos con el Ayuntamiento de Madrid y que ante la fase de finalización en la clausura del vertedero de Alcalá, quedaban dos alternativas: el “preparar la declaración de emergencia ambiental o sanitaria fruto de la imposibilidad de realizar el tratamiento de residuos” de estos municipios o reanudar contactos con Castilla-La Mancha para ver si era posible esta fórmula transitoria pese a que los servicios técnicos veían que “no era la opción más favorable”.

“Dadas las circunstancias (en referencia a la vía de Castilla-La Mancha) es prácticamente la única alternativa viable a la declaración de emergencia en caso de que finalmente Madrid no responda al compromiso de tratar de manera temporal los residuos de la Mancomunidad del Este”, apuntada el presidente de esta entidad en ese escrito.