Jaime Ramos, en su calidad de portavoz provincial y presidente en funciones de la Diputación de Toledo ha recibido en audiencia a los alcaldes de Nombela, en Cabo y Paredes de Escalona, , y , respectivamente, que forman la Mancomunidad de Servicios encargada de prestar asistencia a los tres pueblos en materia de abastecimiento de agua.

Las Mancomunidades y ayuntamientos se ven acuciados por la supresión del FORCOL (Fondo Regional de Cooperación Local), que estrangula la asunción de sus gastos corrientes y crea serias dificultades para el trabajo y la actividad normal de las instituciones afectadas.

Ante la situación de crisis generalizada y el considerable incremento de habitantes en verano, que casi triplica la población conjunta de los tres municipios, establecida en unos 1500 habitantes, se disparan los precios de los gastos corrientes y las deudas de la Mancomunidad de Nombela, cuyo alcalde ostenta la Presidencia de la misma, Aldea en Cabo y Paredes de Escalona, que solicitan de la Diputación un plan de ayudas para sufragar los costes derivados de su funcionamiento.

La Mancomunidad, que se abastece desde el Alberche, asume una deuda elevada producto del consumo de agua y el aumento poblacional estacional, que agravan la situación económica de una agrupación creada para asegurar el abastecimiento a sus vecinos y que tiene que asumir los costes derivados de ese servicio, motivo por el que acude a la Diputación en busca de ayuda para aliviar esas cargas económicas.

Junto a Jaime Ramos han analizado los alcaldes de la Mancomunidad la conveniencia de establecer un plan de ayudas para ayudar a cubrir los gastos corrientes, que suponen un serio quebradero de cabeza para las tras la eliminación del Forcol. La Diputación se ha comprometido a analizar la situación e intentar buscar vías de solución para aliviar a los ayuntamientos pequeños, que son la parte más débil de la administración.-