En una nota de prensa, la Plataforma ha señalado que la manifestación cruzará el puente de San Martín y volverá por el de La Cava al punto de partida, donde invita a “todas las personas asistentes a acudir ataviados como si de un día de playa se tratara, con bañador, chanclas, gafas de buceo o sombrilla”.

“La vergonzosa imagen que estos días prevalece bajo los encantos monumentales de la ciudad de Toledo es más propia de una balsa de purines que de un río. Es una estampa habitual y cotidiana, pero en absoluto es una imagen de normalidad a la que la retina de nuestros ojos o de cualquier cámara pueda ni deba acostumbrarse”, ha expresado la Plataforma.

Será la manera de reivindicar la devolución de ese río que, ese mismo día de hace 45 años, nos robaron y cambiaron por una gran alcantarilla a cielo abierto, por mucho que lo paneles informativos de los puentes se empeñen en decir que es el “Río Tajo”.

La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo recuerda que en cabecera apenas quedan 150 hm3 de agua que acompañan a otros 200 de lodos y sedimentos que se están computando como agua.

Con esta misma tónica, ha continuado la crítica sobre la situación del río afirmando que se trata de “una imagen impropia de una ciudad Patrimonio de la Humanidad que todos los días de su 30 aniversario de esta declaración desayuna con esta pútrida estampa que hace de orla a la ciudad y condena a la vergüenza a toda su ciudadanía”.

“Es impropia de un Estado de del siglo XXI cuyas directivas son de obligada y correcta transposición y ejecución”, ha agregado la Plataforma en Defensa del Tajo.

“PADECIENDO LOS MALES DEL DESARROLLO DE

“Las poblaciones ribereñas del Tajo estamos padeciendo los males de un desarrollo de Madrid para el que no se han tomado todas la medidas de protección y saneamiento de sus vertidos y, para colmo, el último recurso que podía quedar para mitigar en parte las consecuencias de ese desarrollo, el agua de la cabecera del Tajo, se envía hasta en un 80 por ciento a un trasvase que hoy pagamos todos los españoles a razón de más de 2.000 millones de euros anuales”, ha recriminado.

Asimismo, ha manifestado que esto ocurre mientras instituciones como el Canal de de Madrid “monta un imperio económico de corrupción, saqueo, fraude y ocultación a través de paraísos fiscales, y mientras la manifiesta y deficiente depuración de las aguas que gestiona goza del beneplácito de la (CHT), institución dependiente del Pesca Alimentación y (MAPAMA) que tiene la encomienda legal de velar por la salud del Tajo y de sus ríos”.

“Al mismo tiempo se ciernen nuevos planes que, con independencia de otras consideraciones que se hacen prevalecer gratuitamente, van a suponer una presión añadida al Tajo: el del traslado del Ferial de Toledo a sus orillas y el del anunciado Parque Temático Medieval. Todo apunta a que del Tajo todos sacan provecho: unos le sacan sus aguas y otros rédito electoral”, ha agregado a la crítica la Plataforma.

El Gobernador Civil de Toledo, por oficios de 19 de junio de 1972, comunicó a todos los alcaldes de las poblaciones toledanas surcadas por el Tajo que, en cumplimiento de la circular número 48 de la Dirección General , quedaba prohibido el baño público en dicho río al comprobarse que sus aguas estaban contaminadas. Los ayuntamientos debían fijar carteles que anunciaran esa prohibición en lugares visibles y estratégicos, adoptando medidas para su cumplimiento, apunta el Ayuntamiento de Toledo en su página web.