María del Mar Azaña ha sido reelegida presidenta de la Asociación de Familias y Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo (Apanas), cargo que ostenta desde 2014 y en el que se mantendrá al menos hasta 2021.

La recién renovada presidenta ha contado con un amplio respaldo de los socios, y se ha mostrado agradecida por el apoyo recibido, centrando su objetivo para este mandato en “seguir ofreciendo los apoyos y oportunidades necesarios para que, tanto las personas con discapacidad intelectual como sus familias, “puedan mejorar su calidad de vida”, ha informado Apanas en nota de prensa.

Ha recordado que Apanas tiene una base familiar y a través de ella se defienden “los derechos de las personas con discapacidad intelectual y los de sus familias, prestando apoyos y servicios para que sus vidas mejoren”.

Azaña también seguirá trabajando para poder contar con más de viviendas con apoyo en y la provincia que respondan a las necesidades de las personas con discapacidades que quieren vivir independientes de su familia o necesitan ese apoyo.

La presidenta ha recordado que se avanzará en los próximos años en ampliar el , puesto en marcha a principios de 2018 con el apoyo del Gobierno regional, y que tiene como objetivo potenciar los puntos fuertes de la persona con discapacidad, facilitando el aprendizaje de nuevas capacidades en todos los ámbitos de su vida, con especial énfasis en las habilidades de carácter laboral para promover y facilitar, siempre que la persona así lo demande y en base a sus preferencias, su acceso a un empleo normalizado.