El secretario provincial del (CESM) en Castilla-La Mancha, , se ha mostrado a favor de la gestión público-privada anunciada por al presidenta regional, , en los hospitales de Manzanares, Villarrobledo, Tomelloso y Almansa, siempre que se mantenga la cartera de servicios del paciente, así como los derechos laborales y retributivos del médico.

En este sentido, Grau ha asegurado que “normalmente las instituciones privadas gestionan mejor, teniendo una buena calidad” y “no son más economicistas”. “La gestión pública es despilfarradora, la mayoría de las veces”.

“La sanidad en Castilla-La Mancha fue la mejor pero efectivamente se crearon excesivas infraestructuras sin recursos humanos y sin dinero para pagar, y eso desembocó en lo que ha desembocado”, ha sentenciado Grau.

El secretario provincial del CESM en la región ha puesto como ejemplo de este tipo de gestión mixta a la Comunidad Valenciana y a la Comunidad de Madrid, donde este modelo está funcionando “sin ningún problema”.

Aunque también ha señalado ser “partidario de que exista un modelo público y que el que quiera tener su seguro privado que lo pueda tener”, eso sí sin que se pierda la calidad del sistema público.

Por otro lado, y a preguntas de los medios, el secretario provincial ha mostrado su malestar por la paralización de las obras del , aunque ha declarado que si la Administración dice “que no tiene un duro, lógicamente nuevos hospitales y nuevas infraestructuras no van a hacer”.