Pero la colaboración no se limita a donar producto, Comess Group también pone en marcha un voluntariado corporativo. Los días en los que se sirva el menú Lizarrán los empleados de la compañía podrán acudir a ayudar en el servicio de sala.

Finalmente, y de forma más puntual, la empresa de restauración también donará excedentes por cambios de carta u otras circunstancias más señaladas. El acuerdo comienza a ser efectivo a partir del día 31 de mayo de 2018.

Las cenas se servirán en los dos locales que tiene la ONG en , situados en la calle Bravo Murillo y en la calle Nuncio, y cada uno servirá alrededor de 40 servicios cada cena.

“Desde Comess Group estamos muy contentos de iniciar esta colaboración. La labor que realizan estos establecimientos es excepcional y es un placer poder comenzar a trabajar con ellos de varias formas, especialmente con el voluntariado corporativo, ya que todos nuestros empleados tendrán la oportunidad de implicarse y formar parte activa de esta iniciativa”, afirma Sara Vega, directora de Marketing, Comunicación y RSC.