Esta segunda vista se volverá a celebrar a partir de las 11.30 horas del miércoles, tras ser fijado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo.

A juicio de la Fiscalía, los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. De ahí que pida para cada uno de los dos acusados un total de cuatro años de prisión y el pago de una multa de 1.232 euros.

Los hechos ocurrieron sobre las 9.40 horas del 26 de febrero de 2013, cuando los dos acusados —un hombre y una mujer— se dirigieron en un vehículo al centro sanitario, donde habían concertado una cita con uno de los internos a fin de entregarle una cantidad de cocaína a cambio de una cantidad económica previamente concertada.

Una vez se hubieron reunido con el mismo en la puerta principal fueron sorprendidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que acudieron al lugar en virtud de un aviso previamente recibido desde el propio centro, pudiendo comprobar cómo los acusados portaban oculta bajo el capó del vehículo un total de 17 envoltorios de plástico que contenían cocaína, en concreto un total de 9,01 gramos con una riqueza media en cocaína base del 25,8 por ciento.

Además, los agentes ocuparon un envoltorio de las mismas características que los anteriores, debajo del asiento del conductor, que tras su análisis resultó ser cocaína, en concreto un total de 1,45 gramos con una riqueza media expresada en cocaína base del 17,1 por ciento.