Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los dos acusados, administradores de la mercantil ‘Delta 2 Gestión Inmobiliaria’ contactaron con A.T.H. para proponerle entregarle una vivienda de una promoción de un edificio de seis plantas en el municipio toledano, a cambio de venderles una casa con patio en la misma localidad.

Los acusados y A.T.H. celebraron un contrato de compraventa privado en octubre de 2005, que se elevó a escritura pública en enero de 2006, en la que la víctima vendía a la sociedad Delta la citada casa por 210.384 euros, que la sociedad pagaría con 60.131 euros ya entregados antes de la firma del contrato y el resto —150.253— mediante la entrega de un duplex y una plaza aneja de garaje que estaría libre de cargas.

Así, la Fiscalía indica que en enero de 2007, al acercarse la fecha de entrega, los acusados, “con ánimo de obtener un ilícito beneficio”, manifestaron a A.T.H. que no podrían entregar la vivienda pactada, sino otra en el mismo edificio y de iguales características, “ocultando que la nueva vivienda que le entregarían estaba gravada con una hipoteca”.

Así, el indica que mediante un auto de diciembre de 2009 del Juzgado de Illescas, la vivienda que se entregó a A.T.H. se adjudicó a la entidad bancaria a la que pertenecía la hipoteca, causándole “un perjuicio de 150.253 euros”.

“Los acusados se aprovecharon de la confianza de A.T.H. y de los escasos conocimientos que tenía sobre temas financieros, para consumar su propósito y obtener un ilícito enriquecimiento con la operación descrita”, concluye la Fiscalía.

Finalmente, el Ministerio Público pide que los dos acusados indemnicen a A.T.H. con 150.253 euros, cantidad equivalente a la hipoteca a la que tuvo que hacer frente por la vivienda que le entregaron los procesados.