La alcaldesa de Toledo, , ha inaugurado oficialmente este viernes la pasarela peatonal que da acceso a la ermita de la Virgen del Valle y que dota a este espacio de un acceso accesible a través de la culminación de una obra compleja y delicada por el terreno y el valor paisajístico.

Según ha explicado la primera edil, la actuación permitirá el acceso de personas con movilidad reducida a la ermita del Valle, evitando la escalinata de gran pendiente existente, a través de una pasarela que conecta la con la cota de acceso al patio de la ermita.

Además, la pasarela permitirá un desahogo en el tráfico de entrada y salida de personas a la ermita durante la tradicional romería del 1 de mayo y dotará de un nuevo medio para el disfrute de su valor paisajístico ya que se genera un nuevo paseo panorámico de la ciudad.

“Es un día importante”

Milagros Tolón ha mantenido que hoy “es un día importante” para la Cofradía de Nuestra Señora del Valle, que es “una de las más queridas” y la que cuenta con mayor número de cofrades en la ciudad –más de 4.000 hermanos- y ha mantenido que esta intervención “era una necesidad debido a la falta de accesibilidad” en este espacio.

El proyecto, con una inversión de 62.268 euros, ha sido calificado por la primera edil como “complicado y difícil” y se abrió a la ciudadanía para que “todo el mundo pudiera opinar”. Además, a modo de anécdota, la alcaldesa ha relatado que la obra tuvo un pequeño retraso debido a que la empresa adjudicataria renunció al proyecto una vez que vio la complejidad de la actuación y tuvo que realizar la intervención la siguiente empresa en el baremo de contratación.

La pasarela de la ermita “da continuidad a la accesibilidad” en Toledo, según ha expresado Tolón, para quien supone “un orgullo satisfacer una cuestión pendiente en un sitio tan querido en el corazón de Toledo” al igual que ya ocurriera en la ermita de la Virgen de la Cabeza.

Integración con el entorno

Esta obra ha contado para su realización con el arquitecto , experto en estructuras y en rehabilitación de edificios históricos, que ha logrado una actuación que apenas incide en el paisaje, buscando la integración con el entorno para causar el menor impacto posible, adaptando espacios históricos a las necesidades de los ciudadanos sin renunciar al valor patrimonial, sentimental y paisajístico.

La pasarela mide unos 30 metros de largo y se materializa con una estructura metálica en voladizo sobre el rodadero del Valle, de esta forma queda minimizado el impacto visual gracias a un sistema de cerchas triangulares que sostienen la estructura.

“Este año la romería del Valle será la más inclusiva y accesible de cuantas se han celebrado gracias a esta obra que estamos realizando a través del Consorcio”, ha mantenido la alcaldesa que también ha recordado que la obra responde a una demanda de la Hermandad del Valle “y es fruto del empeño del Gobierno local de promover una ciudad más inclusiva”.

“De esta forma, eliminamos barreras físicas, pero también administrativas y sociales para que todos los toledanos puedan disfrutar de las actividades, servicios, eventos culturales y de ocio y tradiciones de la ciudad en igualdad de condiciones”, ha mantenido.

“La guinda que faltaba”

Por su parte, el presidente honorífico de la Cofradía de Nuestra Señora del Valle, , ha mantenido que esta es “la guinda” que le faltaba por hacer y ha agradecido a la alcaldesa Milagros Tolón y al Consorcio de la ciudad que no dudaran en acometer esta obra que hacía falta “como el comer” en un espacio al que “ya no sirven excusas para venir”.