El consejero de y , , ha presentado este jueves en Toledo el contenido de la nueva Orden de ayudas forestales aprobada por su Departamento para la implantación de medidas preventivas de lucha contra incendios forestales, y para inversiones en materia de conservación en bosques y terrenos forestales que fomentará la existencia de 2.000 puestos de trabajo en el medio rural de la región.

fue publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el pasado 10 de enero y cuenta con un presupuesto superior a 82 millones de euros de los cuales, como explicó el consejero, unos 73,4 millones de euros irán destinado a ayudas en la prevención de incendios, más de 3,2 para la Red Natura forestal y casi 5 millones para la mejora forestal.

En palabras de Martínez Guijarro, entre los objetivos fundamentales de esta convocatoria está adecuar la estructura de la vegetación de las masas forestales de tal forma que exista discontinuidad en el combustible y las mismas puedan servir como áreas cortafuegos. También se pretende crear y mantener en buen estado las cubiertas vegetales para impedir que se originen incendios forestales y con estas medidas contribuir a mitigar los efectos del cambio climático.

Como destacó, a través de esta convocatoria se podrán generar unos 2.000 puestos de trabajo en el medio rural, “que se crearán a través de las empresas forestales de Castilla-La Mancha que serán quienes realicen los trabajos” aclaró, pues no se trata de un concurso público de la Junta de Comunidades. “El objetivo es que las personas que hayan estado trabajando en otros sectores como la construcción en el medio rural, mediante la formación necesaria, puedan recolocarse de forma sencilla”, dijo el consejero.

Dos líneas de acción

Esta Orden de ayudas refunde las dos anteriores existentes, estableciéndose dos líneas de acción. En primer lugar, se fomenta la creación y mantenimiento de infraestructuras que eviten la propagación de incendios forestales o que sirvan para mejorar el acceso a los mismos de los medios de extinción.

Así se subvencionará la realización de trabajos selvícolas con carácter preventivo que puedan servir de líneas de apoyo en la lucha contra los incendios forestales, mediante la creación de fajas auxiliares, áreas y líneas cortafuegos. También la adecuación, mejora y conservación de pistas forestales, caminos y pasos de agua.

La segunda línea de ayudas está destinada al desarrollo de la gestión forestal mediante la elaboración de Planes de Gestión Forestal Sostenible, con o sin agrupación de productores, y el desarrollo de las actuaciones en ellos incluidas, tanto de manejo silvícola como de restauración de la vegetación, tales como desbroces, podas, resalveos, eliminación de residuos, etc., y repoblación de terrenos forestales, para la creación o reconstrucción de la cubierta vegetal.

Actuaciones previstas

El desarrollo de esta convocatoria puede llegar a suponer la actuación en unas 60.000 hectáreas en las que se harán tratamientos selvícolas de carácter preventivo, también la construcción de infraestructuras como 400 puntos de agua, la mejora de 3.800 kilómetros de caminos, y llevar a cabo la planificación forestal sostenible de 140.000 hectáreas de propiedad privada.

En este sentido, Martínez Guijarro resaltó que la convocatoria fomenta la extracción de los residuos forestales que se generan con los tratamientos silvícolas. “Este era uno de los compromisos del presidente Barreda de fomentar el uso de la biomasa forestal residual como combustible de uso energético”, aseguró el consejero.

Asimismo destacó que la convocatoria es de carácter plurianual, adjudicando las ayudas por 3 años, para que las empresas del sector y propietarios de los montes que la soliciten puedan organizar los trabajos con mayor planificación, mejorando la estabilidad en el empleo y mejorando la eficiencia administrativa.

El plazo de solicitud de la Orden de ayudas estará abierto hasta el 15 de febrero y se prevén casi 3.000 solicitudes anuales, dijo Martínez Guijarro. Por último se refirió a que esta Orden está cofinanciada por los fondos FEADER, Administración General del Estado y Gobierno regional, de acuerdo con lo establecido en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha para el periodo 2007-2013.