La vivienda, construida en 1880, fue adquirida recientemente por el Ministerio para la ampliación del Museo, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Los servicios técnicos de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos del , tras visitar el inmueble, han emitido un informe en el que se indica que en los últimos meses se ha apreciado un deterioro progresivo y a mayor velocidad de lo esperado en la estabilidad estructural de parte del inmueble.

Se han producido derrumbamientos parciales de falsos techos, grietas y desplomes en muros así como deformaciones excesivas en los forjados y todo ello genera un peligro para la seguridad pública y la integridad del patrimonio, pudiendo afectar también a las edificaciones colindantes.

Por todo ello, se ha acordado la declaración de emergencia para la ejecución de las obras de subsanación de los problemas de consolidación y demolición parcial del inmueble colindante al Museo del Greco.