En declaraciones a Europa Press, López ha apuntado que hasta cinco sacerdotes toledanos destinados en la zona se encuentran coordinando labores de ayuda, y desde la Delegación de Misiones se ha pedido colaboración a las parroquias toledanas, al mismo tiempo que mantienen abiertas sendas cuentas bancarias para recibir donaciones y poder colaborar.

El párroco de la Iglesia de la Inmaculada, que está situada a escaso 50 metros del lugar del accidente, es el toledano , y según ha indicado Jesús López mantienen contacto diario para informar de la situación.

“La situación es caótica, y en los primeros días la gente siempre se vuelca, pero después llega el silencio, la gente se marcha y solo queda arroz y leche”, ha advertido López, añadiendo que todavía decenas de personas están gravemente heridas, por lo que la cifra de muertos podría elevarse.

La Delegación de Misiones del Arzobispado de Toledo ya ha conseguido reunir una cantidad cercana a los 5.000 dólares para entregarlos en la zona, y López se ha mostrado esperanzado en poder recibir más cantidad de dinero de las parroquias toledanas para paliar la situación.

Por ello, la Delegación hace un llamamiento a la colaboración que canalizará la Delegación de Misiones, y se ponen a disposición de los interesados las cuentas bancarias de ES89 2048 3036 7434 003 8407 y del Banco Popular ES50 0075 0217 1906 0087 3149.

El incidente tuvo lugar en el barrio de Villa El Salvador, y en seguida el hospital de la zona se vio desbordado para atender a los heridos, según informó la agencia de noticias Andina. El responsable del Sistema de Atención Móvil de Urgencia (SAMU), Carlos Malpica, ha confirmado que varios de los heridos presentan quemaduras de extrema gravedad.