Así consta en la resolución de dicha Viceconsejería que publica este lunes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, en la que se indica que el Colegio de Jesuitas de Oropesa fue declarado Bien de Interés Cultural el 8 de octubre de 1991.

Pero la Viceconsejería de Cultura, según indica en dicha resolución, considera necesario modificar dicha declaración con el fin de corregir “las incongruencias detectadas entre el texto y el plano de la declaración, así como modificar su denominación e incluir nuevas parcelas en su entorno de protección”.

De ahí que haya dispuesto la apertura de un período de información pública, a fin de que todos cuantos tengan interés en el asunto puedan examinar el expediente y alegar lo que consideren oportuno, durante el plazo de un mes a contar desde este martes, en las dependencias de la Viceconsejería de Cultura (Bulevar del Río Alberche, s/n - Toledo).

El inicio de este expediente supone la aplicación provisional del mismo régimen de protección previsto para los bienes declarados de interés cultural, quedando sometido al régimen de autorizaciones y de protección previsto en la legislación de patrimonio cultural.