En este taller, que tendrá lugar de 10.30 a 13.30 horas, los asistentes tendrán la oportunidad de tener un contacto introductorio al mundo de las aves que habitan en las riberas del Tajo a su paso por la ciudad de Toledo. Para participar solo hay que estar en el Molino de Santa Ana a la hora indicada, según ha informado en nota de prensa el Consistorio.

Para ello, además de recibir información de biólogos y anilladores expertos, podrán observar el desarrollo del método de anillamiento científico de aves, consistente en la captura en vivo, anillamiento y toma de datos científicos de los ejemplares de las diferentes especies capturadas para su posterior liberación.

Con la colaboración en esta iniciativa, el Ayuntamiento “muestra su apoyo a aquellas acciones que van dirigidas a la puesta en valor del patrimonio medioambiental del río Tajo y su rica fauna con el objetivo de sensibilizar y concienciar a la ciudadanía de su importancia”.

PRÁCTICA CENTENARIA

El anillamiento científico de aves comenzó a practicarse hace más de 100 años como una forma de conocer de dónde procedían las aves que pasan parte del tiempo en Europa.

Con el tiempo, se convirtió en una herramienta “muy utilizada” por los científicos permitiéndoles saber más sobre múltiples aspectos de la vida de las aves silvestres, como cuántos años viven, cuánto pesan o qué diferencias hay entre machos y hembras, entre otros.

La individualización del ejemplar hace posible estudiar esos aspectos de la biología de las aves que no se pueden conocer con otros métodos de estudio. Todo ello permite contribuir a su conservación y cada anilla lleva un número a modo de DNI y una dirección o remite de contacto.