Un total de 129 mujeres de la provincia de Toledo se han inscrito y participan este año en los módulos de formación del Proyecto Dana, un programa promovido por la Fundación Mujeres en colaboración con el y cofinanciado por el Fondo Social Europeo y que está dirigido a mejorar la empleabilidad de las mujeres de Castilla-La Mancha y fomentar la igualdad de oportunidades.

Así lo ha afirmado el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, que, acompañado por la directora provincial de la Mujer, Charo Navas, ha visitado a las doce mujeres que están participando en este programa en la localidad toledana de Olías del Rey.

El Proyecto Dana consiste en acompañar y apoyar a las mujeres a través de un itinerario de formación con el objetivo de conseguir su empoderamiento personal y la adquisición de competencias para mejorar su empleabilidad, así como llevar a cabo un proceso de tutorización hasta el nuevo empleo y el emprendimiento.

Durante la visita, el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, ha hecho hincapié en que “con este proyecto se busca mejorar la empleabilidad de las mujeres mediante la adquisición y entrenamiento de las competencias y habilidades necesarias para afrontar con más garantías tanto la búsqueda de empleo como el emprendimiento” y ha añadido que “conseguir una mejor preparación para lograr un empleo es fundamental en general, pero especialmente en el caso de las mujeres pues sufren en mayor medida el desempleo y tienen más dificultad en la incorporación al mercado laboral”.

En este sentido, Nicolás incidía en que “el Gobierno regional apuesta por colaborar con las entidades sociales como, Fundación Mujeres, para luchar contra la discriminación y fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la incorporación, permanencia y promoción en el mercado de trabajo”.

Proyecto Dana

La formación que se ofrece a través del proyecto Dana se estructura de forma modular, en cuatro bloques de contenido para facilitar su ajuste a las necesidades y situación de partida de las mujeres participantes. De este modo, se entrenan habilidades para mejorar la empleabilidad; se analizan sus opciones dentro del autoempleo; se mejoran las competencias digitales; y se optimizan los recursos en la búsqueda de empleo.

Estos cuatro talleres tienen una duración de 70 horas y se realizan en la modalidad semipresencial, siendo 40 horas de formación presencial y 30 horas de formación on line. La formación es impartida por Fundación Mujeres en colaboración con los centros de la mujer de los municipios donde se imparten y se dirigen a las mujeres cuyas localidades dependen de dichos centros de la mujer.

La directora provincial ha subrayado que, en la edición de 2019, el Proyecto Dana ha intensificado su actividad en la provincia de Toledo triplicando el número de municipios a los que ha llegado en ediciones anteriores. Concretamente, a lo largo de este año se desarrollan talleres en Toledo, Talavera de la Reina, Seseña, Olías del Rey, La Puebla de Montalbán, Madridejos, Alcaudete de la Jara, La Nava de Ricomalillo, Illescas y Méntrida. Asimismo, Navas ha puesto en valor y ha agradecido el “importante papel” que han jugado las profesionales de centros de la mujer para la realización de ambos programas, ya que “han sido estos recursos de la red provincial del Instituto de la Mujer los encargados de realizar la coordinación con la Fundación Mujeres, así como de difundir la programación formativa con el material didáctico; organizar y preparar los espacios para el desarrollo de los talleres; captar las potenciales beneficiarias y realizar el seguimiento de las usuarias”.

A través del Proyecto Dana y con la edición de este año serán más de 200 las mujeres de la provincia de Toledo que “se han formado y empoderado” en el ámbito del empleo, ha concluido