Anoche concluyeron las fiestas de Ocaña en honor a Nuestra Señora de Los Remedios, caracterizadas por una “participación total de los ocañenses en la multitud de actos diseñados desde el Ayuntamiento, pensando en todos, desde los niños, hasta los más jóvenes y mayores”. Ayer tarde tuvo lugar la esperada y ya tradicional chocolatada en La Mayor, no sin antes una convivencia divertida y de ocio “Estampida Salvaje”, con juegos, diversión y espectáculo infantil y familiar en la Plaza Mayor.

Espectacular Plaza Mayor con un “lleno hasta la bandera”

La Plaza Mayor de Ocaña, entre las tres primeras Plazas de España por su belleza y estilo arquitectónico, ha sido protagonista indiscutible estos días, congregando a miles de ocañenses y amigos visitantes, que no han dudado en participar en las verbenas, con un “lleno total”, disfrutando de las actuaciones de las orquestas Atlántida, la Edad de Oro del Pop Español, o en la noche del domingo la actuación de los tenores y barítonos Les Bohemes, que erizó los vellos a más de una con su inconfundible música melódica y romántica.

Destacó también, entre otros actos, el show del humorista castellano-manchego Agustín Duran, en el Teatro Lope de de la localidad, que consiguió hilaridad, sonrisas y buen humor durante casi dos horas de espectáculo consiguiendo también aforo completo.

Devoción a la Virgen de Los Remedios

La alcaldesa de Ocaña, , quiere manifestar su “satisfacción y orgullo de ver tantísima participación y tanta unión entre los vecinos de Ocaña –y que todo haya transcurrido sin ningún percance reseñable- en estos merecidos y esperados por todos días de descanso”. Remedios, también destaca la “enorme devoción de los ocañenses a nuestra Virgen, la Virgen Morena, que el viernes por la tarde estuvimos a miles en nuestra Plaza y nuestras calles para acompañarla en procesión, un momento inolvidable y que todos, un año más, guardaremos en nuestros corazones hasta el próximo año”.