En rueda de prensa, el concejal de Economía, Empleo y Hacienda, , ha confirmado la bajada de algunos de los impuestos y tasas que mayor repercusión tienen en el bolsillo de los contribuyentes talaveranos, gracias al “consenso” con Ciudadanos, no así con los otros grupos municipales (PSOE y Ganemos) que pedían una mayor reducción del IBI, cercana al 16 por ciento.

“No podemos dejar de percibir ingresos con bajadas irresponsables”, ha manifestado el edil al respecto.

En este sentido, Castillo ha explicado que la bajada del tipo de gravamen para los inmuebles de naturaleza urbana de Talavera supondrá una bajada del 10 por ciento en 2017 y la consolidación de la reducción del 16 por ciento de 2016, lo que se traducirá en un 3 por ciento en la cuota que abonan los ciudadanos ya que hay que contar con la subida del 10 por ciento anual de la valoración catastral.

MÁS MODIFICACIONES EN LAS ORDENANZAS

Además del IBI, la propuesta también incorpora una reducción del 2 por ciento en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, y en la tasa de recogida domiciliaria de basura, así como otra bajada del 0,2247 por ciento en las tasas de agua, depuración y alcantarillado.

A esto se suma, la congelación del resto de tasas e impuestos municipales, y la incorporación de algunas modificaciones en tasas como la de la ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas con finalidad lucrativa, que incluye los supuestos de renovación automática de las autorizaciones municipales.

Por otra parte, la propuesta contempla un ajuste en la tasa de aprovechamiento especial de las instalaciones deportivas municipales, en concreto, hace referencia a un ajuste en el abono trimestral infantil en piscinas de invierno; y la inclusión de un apartado destinado a vacunación y desparasitación de cánidos, felinos y hurones en la tasa por prestación de servicios en el Centro Municipal de Recogida de Animales Domésticos.

Según el edil de Economía, la propuesta de ordenanzas fiscales para el próximo año será aprobada este jueves en la Junta de Gobierno local, para su traslado al Pleno que se celebrará la última semana de octubre.