El Museo del de Toledo acoge desde este martes una exposición temporal sobre la misión del en Bosnia Herzegovina, en la que se puede contemplar desde fotografías y audiovisuales del desarrollo de las acciones hasta armas, dos carros de combate, y recreaciones de bunkers y de las bases militares donde los más de 46.000 soldados que participaron en el terreno pasaron su día a día.

La exposición consta de seis bloques temáticos que ofrecerán al espectador aspectos relacionados con el enclave, las fuerzas desplegadas, el mandato, el honor, los méritos y la vida cotidiana sobre el terreno.

Los seis bloques estarán complementados por un área de ‘Ver y tocar’ donde los más pequeños podrán comprobar cómo se desarrolla la vida de un soldado en una base militar, cuatro proyecciones audiovisuales donde se resumen las acciones acometidas, testimonios de altos mandos y soldados y un homenaje a los 23 caídos durante la misión.

En el acto de presentación, que se ha llevado a cabo en el salón de actos del Museo, el director del mismo y comisario de la exposición, el general , ha explicado que la muestra tiene como objetivo “transmitir las circunstancias que han envuelto la visión para crear en el espectador un sentimiento de reconocimiento por la labor ”.

“Es una exposición para el público en general, no dirigida a especialistas y con lenguaje asequible”, ha detallado, añadiendo que por la situación económica que atraviesa el Ejército se ha realizado “de manera austera, sencilla y baja en recursos, pero exultante en cariño y dedicación”.

REPUTACIÓN DEL EJÉRCITO

Sobre los 18 años en los que el Ejército ha tenido presencia en el territorio, Izquierdo ha destacado que el trabajo de los más de 46.000 soldados españoles que intervinieron en Bosnia “ha fortalecido la reputación del Ejército”, y ha recordado que a raíz de las acciones llevadas a cabo en la zona han recibido distintas condecoraciones “que reconocen la entrega de los que participaron”, como el premio Príncipe de Asturias.

En esta línea, el comisario de la exposición ha destacado como “el mejor reconocimiento” el recibido por la sociedad civil de Bosnia, que entre otros homenajes cambiarán el nombre de la plaza principal de la ciudad de Mostar por el de Plaza de España el próximo año.

Por su parte, el teniente general y segundo jefe del Estado Mayor del , , ha destacado que la misión realizada en Bosnia “fue la primera en la que España participó con unidades propias y para mucho tiempo”, lo cual, a su juicio, “ha permitido cambiar la mentalidad y tener un Ejército Mejor”.

Martín ha resaltado además “el buen comportamiento” de todos los soldados en 18 años de trabajo donde no se ha registrado “ningún incidente de importancia”, además del “gran reconocimiento” de la sociedad española a esta misión, “que ha hecho que el Ejército sea una de las instituciones más valoradas”.

RECONOCIMIENTO DE BOSNIA

En el acto también ha intervenido la embajadora de Bosnia Herzegovina en España, Seljana Zovko, quien ha hablado sobre la futura Plaza de España de Mostar, que durante los años que duró el conflicto en el país “sirvió de punto de encuentro” entre familiares de distintas etnias en guerra “gracias al trabajo de los soldados españoles”.

Por ello se ha decidido rebautizar a esta plaza, que a juicio de Zovko es “el mejor honor que Mostar puede rendir a los soldados españoles para que nunca se olviden de la memoria que allí han dejado”.

Zovko también ha destacado entre los trabajos realizados por el Ejército Español la reconstrucción del Viejo Puente de Mostar, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y principal reclamo turístico de la ciudad.

“Bosnia es ahora un país en paz con la esperanza de ser parte de algún día, todo ello gracias a los españoles”, ha agregado. “Nunca encontré a gente con tanto honor, valor, moral, estima y respeto como los soldados españoles”.