El Salón de Plenos del Ayuntamiento ha acogido esta misma mañana la presentación del XXXIV Rallye de Coches Antiguos y Clásicos “” que cada año se enmarca como una actividad más de la preferia quintanareña y que, por unos días, convierte a Quintanar de la Orden en la capital del motor clásico.

El acto ha contado con la presencia del alcalde, ; el concejal de Cultura, ; el presidente de la Asociación Amigos de los Coches Antiguos, ; la secretaria y Relaciones Públicas, Celia Cano; y el mantenedor del Rallye, .

El primer edil quintanareño se congratulaba de que el Rallye llegue ya a su trigésimo cuarta edición, convirtiéndose en una cita ineludible en el calendario cultural de la localidad. “Quintanar de la Orden se va a convertir durante tres días en la cabecera del Rally y vamos a poder disfrutar de estas joyas automovilísticas que recorren los pueblos de nuestra comarca haciendo patria de nuestra gastronomía, hostelería, y de la Cultura manchega en general”.

Navalón tenía palabras de agradecimiento para la Asociación organizadora del evento por lograr que cada año este Rally sea una realidad y hasta el municipio lleguen visitantes de todo el país. “Les animamos para que continúen en esta labor de promoción de la cultura y el mancheguismo porque Quintanar y su comarca se convierten por unos días en un escaparate a nivel nacional de toda nuestra indosincrasia”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Amigos de los Coches Antiguos, comenzó su intervención pidiendo guardar un minuto de silencio en memoria del cervantista y gran colaborador del Rallye, , fallecido recientemente. Cano destacaba, que en esta edición, se visitarán dos pueblos nuevos, y para dar a conocer sus monumentos y lugares más emblemáticos, además de recorrer Quintanar y los otros pueblos de la comarca por los que pasan cada año. En total participarán 24 vehículos procedentes de , , , , , , Ciudad Real, Cuenca y . Vehículos tan antiguos como algunos de los años 1927 y 1928. Verdaderas joyas que merece la pena conocer y observar porque además, sus dueños, los mantienen en un estado impecable. La prueba, que está reconocida a nivel nacional e internacional pues cuenta con el apoyo de la FEBA ( de vehículos antiguos) y de la FIBA ( de vehículos antiguos), encontrándose el Rallye dentro del calendario de concentraciones a nivel nacional e internacional, tiene un coste aproximado de unos 10.800 euros, y cada participante paga una cuota de 150 euros en los que se incluye el alojamiento y todas las comidas y cenas.

Cano tenía palabras de agradecimiento tanto para el Ayuntamiento, por su apoyo; como para los medios de comunicación por la difusión que realizan del evento; así como de todas las personas que hacen posible el Rallye.

Un recorrido por la Mancha profunda

Durante tres días, los 24 coches participantes recorrerán diversos municipios de la comarca para conocer su entorno, su historia y sus lugares más emblemáticos.

El viernes, 4 de agosto, los participantes serán recibidos en el Ayuntamiento quintanareño por las autoridades locales y desde allí partirán hacia para visitar los monumentos dedicados a Don Quijote de La Mancha y a la Mujer Vendimiadora y disfrutarán de un zurra en las instalaciones de la Cooperativa “Ntra. Sra. del Carmen”. Desde allí se regresará a Quinantanar donde se realizará un recorrido urbano para, posteriormente, cenar en el Hotel Castellano donde se nombrará a los Caballeros Andantes, a Sancho y 2017.

El sábado, 5 de agosto, los coches saldrán hacia Lillo y se expondrán en la Plaza del Ayuntamiento. El cronista oficial de la villa, , acompañará a los visitantes a conocer los monumentos más importantes de la localidad. Desde Lillo partirán hacia Tembleque y expondrán los vehículos en su monumental plaza y desde allí regresarán a Quintanar pasando por Villacañas, La Villa de y La de Almoradiel. Ya por la tarde todos los automóviles participantes se expondrán en el Paseo Central Juan Carlo I de Quintanar y cerrarán el día con una cena.

El domingo, 6 de agosto, la ruta partirá hacia donde visitarán la Bodega “Campos de Dulcinea” y la Sala de Exposiciones “Domus Artis”. Desde allí, se dirigirán a Villanueva de Alcardete donde visitarán otra bodega para degustar sus caldos y regresarán a Quintanar para cerrar el encuentro con una comida de hermandad en el Hotel Castellano con la entrega de trofeos.