En concreto, una avería detectada por el maquinista en los motores del tren de media distancia 17900 Madrid Atocha-Huelva, que realiza paradas en varias estaciones de Extremadura, ha obligado a detener el convoy apenas una hora después de iniciar la marcha.

Tras partir de Madrid a las 10,18, se ha detenido a las 11,16 en la estación de (), donde los viajeros han esperado durante dos horas y media a que el convoy retomara la marcha. En el caso de los que iban con destino a Torrijos y Talavera de la Reina, han subido a otro tren de media distancia, el 17702.

Como consecuencia del retraso en este primer tren, el convoy que realizaba el trayecto -Chamartín se ha tenido que parar en la estación de Talavera de la Reina (Toledo) a las 12,30 horas, para esperar al maquinista que iba en el tren averiado. Según han informado fuentes de ADIF a , este tren tiene previsto reanudar su marcha a las 14,30 horas, acumulando de esta forma un retraso de dos horas.