La concejal de Deportes, Montaña Palacios, a preguntas de los periodistas, ha informado de que en la Junta de Gobierno extraordinaria que tuvo lugar el lunes se acordó la licitación de las obras cuyo plazo de presentación de las ofertas concluye el 2 de julio.

Palacios ha señalado que las obras de mejora de la piscina se llevarán a cabo en un primer momento en el interior del recinto, para luego concluir la actuación con el arreglo de la parte exterior de las instalaciones.

Un proceso que se prolongará hasta finales de septiembre, fecha en la que se abrirá la piscina al público, pero que, ha subrayado, esta situación no condicionará que los trabajos en la parte exterior de la cubierta continúen durante más tiempo.

A este respecto, la edil de Deportes ha afirmado que “se va bien de tiempo”, pues el proceso de adjudicación se está llevando a cabo “cumpliendo con la legalidad porque todo está fiscalizado”.

De hecho, en la Plataforma de del Ayuntamiento ya aparece publicado el pliego de condiciones que han de regir el procedimiento de adjudicación de las obras de remodelación y mejora de la piscina del Prado que han salido a licitación por un importe de 416.885,87 euros y que abarcan el cambio de maquinaria del sistema de climatización (agua caliente y calefacción), así como la remodelación de la fachada exterior con placas ventiladas, carpintería metálica y renovación de la cubierta, y la puesta en funcionamiento de un proyecto de energía renovable para buscar la eficiencia energética del edificio y sus usos.

FUERA DE TIEMPO

Por su parte, el portavoz del PSOE, , ha criticado que las instalaciones estén en un estado “lamentable”, como se pudo comprobar “hace un par de meses, cuando se desplomó una parte del techo, afortunadamente sin que se produjeran desgracias personales”.

Gutiérrez ha manifestado que hay unos plazos legales que hay que cumplir, desde que se elabora el pliego hasta que se adjudica, “y la piscina debe reabrir en los primeros días de septiembre, con lo cual ya está fuera de tiempo”.

El portavoz socialista, según nota de prensa, ha recordado que el pasado año se quedaron sin ejecutar los 325.000 euros previstos para estas obras, por lo que, a su juicio, “también se quedarán igual los 200.000 consignados en el presupuesto de 2018”.

En su opinión, no es comprensible que se mantengan en tal estado unas instalaciones que utilizan muchos particulares, pero sobre todo numerosos de clubes y centenares de alumnos de todas las edades.

Por ello, ha pedido al equipo de “que trabaje, que esto sólo depende de él, sin nadie a quien echarle las culpas, y que los talaveranos se merecen unas instalaciones dignas, no que el dinero vaya a la cuenta de resultados y sigan sin solucionarse los problemas”.