El objetivo fundamental de este taller de empleo, que tiene su sede en el ‘Beata Teresa de Calcuta’ de Toledo es facilitar el proceso de integración social y laboral de estos alumnos/trabajadores mediante el aprendizaje y práctica de una ocupación con tan buenas expectativas laborales como es la de Ayudante de Cocina, ha informado en nota de prensa Cáritas.

Durante la realización del proyecto, además de la formación y la posibilidad de hacer prácticas de trabajo reales, los participantes reciben apoyo y asesoramiento para fomentar su motivación, incrementar sus habilidades sociales y laborales y sus capacidades de empleabilidad, bien como trabajadores por cuenta ajena, bien como creadores de su propia idea empresarial en este sector.

Este taller de empleo es el segundo de estas características que lleva a cabo Cáritas Diocesana de Toledo, que también ofrece formación teórico-práctica en el sector hostelero para que los alumnos trabajadores consigan el mayor grado de autonomía y este colectivo de personas vulnerables se puedan desenvolver con éxito en este sector, adquiriendo mayores facilidades de inserción en el mercado laboral.