Así lo ha indicado la concejal de Servicios Públicos Medioambientales del Ayuntamiento de Toledo, , que ha dado a conocer este viernes las iniciativas que la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha puesto en marcha en materia formativa sobre seguridad en Internet, una campaña dirigida al público juvenil, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

La edil, que ha estado acompañada por la responsable de la OMIC, Ana Isabel de la Fuente, ha señalado que con motivo de este 15 de marzo, Día Mundial del Consumidor, desde el Ayuntamiento de Toledo se ha puesto en marcha una nueva campaña para informar sobre asuntos de actualidad que atañen, en este caso, al uso de las nuevas tecnologías e Internet en el público joven, una iniciativa que se ha puesto en marcha atendiendo al número de reclamaciones y necesidades que la ciudadanía hace llegar cada día a este servicio municipal.

La protección de la información privada del móvil y del ordenador, el uso de contraseñas, navegar por sitios seguros, la protección de datos personales, las redes sociales o la mensajería instantánea a través de diferentes aplicaciones, son algunos de los temas de la campaña para la que se han editado dípticos informativos que simulan un terminal móvil con las claves de la OMIC en materia de seguridad en Internet.

LA OMIC DE TOLEDO EN CIFRAS

De otro lado, la OMIC del Ayuntamiento de Toledo ha atendido en el año 2018 a un total de 4.263 consumidores, los cuales han planteado consultas o formulado reclamaciones ante dicho servicio municipal, siendo tramitados 524 expedientes de reclamación y atendidas 3.739 consultas, tanto telefónicas como presenciales o vía telemática.

La OMIC, como han explicado, es un servicio gratuito para los consumidores, que recupera año tras año una importante suma de dinero a favor de los consumidores, así de los expedientes tramitados, se desprende que el importe recuperado a favor de los mismos en el año 2018 asciende a 266.294,82 euros.

La labor formativa e informativa de la OMIC, también se ha intensificado en los últimos años para prevenir posibles abusos en materia de consumo, que afectan sobre todo a los sectores más vulnerables como los mayores.

Por otro lado, la OMIC además de informar a jóvenes y mayores, desarrolló actividades con los colegios interesados impartiendo el taller de publicidad ‘La publicidad es un cuento’. La labor colaborativa de la OMIC con otras entidades y organismos de la ciudad se hace visible en actividades conjuntas

En los meses de enero y febrero del presente año, la OMIC de la capital ya ha atendido a más de 900 personas, siendo este hecho un dato interesante, que demuestra que es un servicio cada vez más demandado por los consumidores en la defensa de sus derechos en materia de consumo.