Paco Ibáñez ha hablado a través de su guitarra, con y , y ha destacado que los “cantares” y las vidas tienen que llevar siempre un mensaje sentimental, destacando la relevancia de la poesía como “valor de dignidad personal y colectiva”.

En su balance sobre sus 50 años sobre los escenarios ha declarado que la situación “mejoró el día en que el monstruo se despidió, pero ahora parece que no se ha alejado demasiado”. “Pese a esa mejora que celebramos y soñamos, si haces un balance, parece que estuviéramos de nuevo en la puerta de salida”, ha indicado.

Al acto han asistido también Nicolas Kassianides, consejero cultural de la en España y director general del ; , viceportavoz del Ayuntamiento de Toledo; Maïthé Vallés Bled, directora de y , directora de Voix Vives Toledo.

Inés Sandoval ha destacado Voix Vives como una de las citas culturales más importantes de Toledo, ha agradecido a sus responsables el trabajo hecho y ha destacado la figura de Paco Ibáñez como padrino del festival.

A continuación Maïthé Vallés ha señalado la importancia de un festival como Voix Vives para acercar la poesía al público, el cual, ha ido aumentando con cada edición, llegando a 65.000 espectadores en la edición francesa, lo cual es una muestra de que la poesía en un espacio público es y será de interés popular.

Alicia Martínez ha hecho hincapié en toda la labor de Paco Ibáñez como humanista y artista comprometido y como ejemplo del poder de la música y la poesía para hacer el mundo “más humano”.

Al festival irán poetas de 18 países, representando además todas las lenguas autóctonas de España, con la traducción de cada una de ellas, y con la novedad este año de la lengua de signos.