La concejal de , , ha explicado que el documento que se remitirá a la CHT, previa aprobación por parte del Pleno municipal, contiene las iniciativas prioritarias del proyecto de integración del río en la ciudad de Toledo y que la Confederación se comprometió a desglosar para su ejecución tras la reunión que mantuvo el presidente de este organismo con la alcaldesa, , según ha informado en nota de prensa el Ayuntamiento de Toledo.

La posición consensuada por todos los miembros del Consejo apuesta por intervenciones en dos ámbitos; por una parte, las riberas tanto aguas arriba del río —desde Alcántara hasta el límite municipal con Algodor— como aguas abajo —desde Parapléjicos a Almonacid—. El otro ámbito de actuación es la zona urbana del Tajo en el Casco Histórico y Vega Baja.

En las riberas el objetivo de la propuesta es acercar el río a los ciudadanos con la mejora de la senda y la puesta en marcha de medidas que propicien la regeneración natural de la masa vegetal, la eliminación de las especies invasivas y la reforestación con ejemplares autóctonos y menos dañinos.

En el tramo urbano del Tajo el Consejo plantea la recuperación de la senda ecológica y su prolongación, la regeneración vegetal de las laderas, la consolidación de los molinos y las obras hidráulicas y una conexión entre ambas márgenes a la altura del portón de Saelices.

MEDIDAS SOSTENIBLES

Noelia de la Cruz ha recordado que este documento es fruto del trabajo realizado por la ponencia técnica que asiste y asesora al , un texto que, tras incorporar las propuestas de los miembros del Consejo, ha quedado ratificado y consensuado para su traslado a la CHT, que procederá al desglose del proyecto global de integración del Tajo en la ciudad de Toledo y a la búsqueda de financiación para su ejecución.

El objetivo es llevar a cabo aquellas medidas medioambientalmente sostenibles que permitan acercar el Tajo a los ciudadanos, mejorar la accesibilidad y la comunicación entre los barrios y vertebrar la ciudad en torno a su río, al tiempo que se pretende garantizar la conservación del patrimonio paisajístico, cultural, hidráulico y natural que atesora.

La elaboración de este documento y su remisión a la CHT es una de las medidas comprometidas para lograr los fines que inspiraron la puesta en marcha de este Consejo y que incluyen otras iniciativas de sensibilización a la ciudadanía, educación medioambiental para escolares, de protección, divulgativas, entre otras.

El lo conforman representantes de los grupos políticos, asociaciones vecinales, empresariales y sindicales, la Universidad, organizaciones ecologistas, Real Academia de Bellas Artes y , así como otras organizaciones y colectivos que trabajan en del río.

CIUDADANOS Y EL PACTO POR EL TAJO

Preguntado por los medios sobre los temas que se iban a tratar en la Comisión del Tajo, antes de que tuviera lugar la reunión, Paños ha explicado que esta comisión trata de adecuar el proyecto ‘Take me to the river’ a las necesidades reales del Tajo.

Para ello, ha continuado Paños, “todos los grupos políticos, ecologistas, la Real Fundación, la Academia y la plataforma de Defensa del Tajo han hecho sus propuestas sobre el proyecto, y se han ido corrigiendo y mejorando aquellas cosas que no gustaban nada”.

“El proyecto inicial era un poco encapsular el río en hormigón, hacer pasarelas y plataformas y gastarse 90 millones de euros en una cosa que no era un río y sobre todo, que no se preocupaba del río”, ha asegurado Paños.

Ahora, según Paños, “el proyecto pretende recuperar un poco las laderas, recuperar las sendas y de una manera natural y mucho más efectiva que el proyecto inicial”.

“Este martes lo que hacemos es una puesta en común de todas las aportaciones que ha hecho todo el mundo y se entregará el resumen para que el proyecto se pueda presentar en los próximos presupuestos del año que viene y al final sea una realidad”, ha concluido.