A preguntas de los medios tras asistir a la toma de posesión de Álvaro Gutiérrez como presidente de la Diputación de , García-Page ha apuntado que hay “otras cosas” que se han abordado “de manera más rápida”, bien ha aclarado que el actual está en situación de interinidad.

Este mismo jueves la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura autorizaba la petición de otro trasvase de 20 hectómetros cúbicos desde la cabecera del Tajo hacia , extremo que será validad por el .

“EL DEBATE SE HA IDO DE MADRE”

En este punto, García-Page ha lamentado que “toda el agua que va al Levante” les parece “poca”. “Se ha ido de madre el debate y cambiar la realidad es la gran apuesta de esta legislatura”, ha aseverado el líder autonómico.

Para el presidente castellano-manchego, los trasvases responden a “un modelo caduco”, y cuando haya Gobierno en La Moncloa pedirá acabar con él “de manera más insistente y clara”.

“Pediré que cumplan con la ley, la misma que exigimos que se cumpla en otras cosas. En pocas semanas vamos a saber qué caudal ecológico se propone, y tiene que ser muy superior”, ha avanzado García-Page.

Los trasvases, para el presidente regional, son una política que “sólo producen incomprensión en una parte del país y frustración en el resto”.