“Algunas autoridades de hace 20 años cuando inauguramos la Biblioteca nos decían que no nos acostumbráramos que en el fondo éramos unos realquilados con derecho a cocina”, sin embargo, ha dicho, “llevamos 20 años con una Biblioteca orgullo para todo el mundo dando una significación distinta a aquel edificio”.

Preguntado por el hecho de que en la cripta del Alcázar de Toledo estén enterrados actualmente generales franquistas, García-Page ha apuntado que éste “es un problema distinto al de Franco aunque allí haya muchos franquistas”.

Según ha destacado, para sacar a Franco del Valle de los Caídos es necesario hacer una ley “porque nadie ha querido meterle mano nunca”, mientras que al Alcázar de Toledo le es aplicable la legislación de la Memoria Histórica.

“Si la ley de Memoria Histórica obliga a hacer algo que lo haga y, si no obliga, simple y llanamente no me apunto a debates que no conducen a nada”, ha aseverado el presidente regional.

Finalmente, ha recalcado que “en España lo más importante que esta pasando con el tema del Valle de los Caídos es que hay un inmenso consenso social”.