“Prefiero gente que arriesgue, que pueda ganar o perder, y la filosofía de la empresa familiar ayuda mucho a arriesgar pero no a ser aventureros”, ha aseverado García-Page, durante la clausura de la Asamblea General de la Asociación de la Empresa Familiar de -La Mancha en , donde ha defendido que el carácter familiar de las empresas castellano-manchegas son protagonistas del éxito de la economía regional.

García-Page ha reconocido que hay que avanzar en aspectos como la agilidad de trámites, recordando que con la legislación laboral de hace 30 años se superaron registros de contratación y se consiguió pasar de “país de segunda” a “potencia económica”.

El presidente autonómico ha llamado la evolución de España en los últimos 40 años en todos los ámbitos, desde infraestructuras hasta en esperanza de vida.