Así lo ha señalado este sábado durante la firma de varios convenios de colaboración entre la Junta de Comunidades, a través de la , la y la con la y la para el desarrollo de actividades culturales de forma común, un acto que ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida.

En este contexto, García-Page ha reclamado que España “se plantee en serio” la industria cultural y dedique un mayor porcentaje de su actividad económica a este sector. “Si pasáramos del 4% actual al 10% de nuestro PIB vinculado a la industria cultural, podrían generarse entre 200.000 y 500.000 puestos de trabajo”, ha asegurado.

Según ha informado la Junta, ha recordado que España es “un museo al aire libre” y detonante “de una parte muy importante de la cultura que se vive en el planeta”, por lo que tiene aún “mucho camino que recorrer a la hora de aprovechar la cultura en términos turísticos, económicos y laborales”.

A su juicio, la industria cultural es “uno de los elementos necesarios y propulsores de la recuperación económica”, que democratiza el resultado económico y, además, “no se deslocaliza. La industria cultural está pegada al territorio y reparte la riqueza y el esfuerzo como no lo hace el sector servicios en España”, ha señalado.

En último lugar, ha hecho un llamamiento a que la cultura no vuelva a ser recortada como sucedió en España con la crisis, “momento en que fue ampliamente maltratada”, y ha advertido que “la cultura que dejamos de hacer cada día, es una cultura desperdiciada”.

CONVENIOS PARA EL DESARROLLO DE ACTIVIDADES CULTURALES

Toledo y Burgos han sido coprotagonistas durante este acto de la firma de tres convenios para el desarrollo de actividades comunes entre Castilla-La Mancha y Castilla y . Así, se ha suscrito un convenio entre la Fundación Impulsa y la , con el fin de establecer un marco de actuación para la colaboración en actividades culturales entre Castilla-La Mancha y la vecina Castilla y León.

Este acuerdo, que ha sido firmado entre el presidente del Patronato de la , , y el arzobispo de Burgos, , en presencia del presidente de Castilla-La Mancha, permitirá la organización y ejecución de actividades comunes relacionadas con la promoción y difusión de la cultura, y el asesoramiento mutuo entre ambas entidades, las cuales tienen fines comunes. Para la consecución de estos objetivos, se constituirá una comisión de seguimiento que especifique las actividades a desarrollar.

Por otro lado, se ha firmado un acuerdo de colaboración entre la Universidad de Castilla-La Mancha y la Universidad de Burgos, suscrito por el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, y el rector de la Universidad burgalesa, , que permitirá el intercambio de personal docente e investigador, así como de estudiantes, el desarrollo de actividades científicas conjuntas a través de los distintos grupos de investigación de las dos universidades, y el diseño y de desarrollo de actividades académicas conjuntas, entre otros aspectos.

Del mismo modo, la Real Fundación de Toledo y la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos 2021 han suscrito otro convenio más para la realización conjunta de acciones de promoción en el ámbito cultural. Este último documento ha sido firmado entre el presidente de , y , y el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez.

El presidente castellano-manchego, para quien este evento resultaba “sencillamente necesario”, ha mostrado su deseo de que sea muy útil tanto para Burgos, como para el resto de Castilla y León y Castilla-La Mancha, “y también para España”, de tal manera que el resultado final “termine en concordia, porque si nos acostumbramos a que la moda sea la discordia, mal vamos”.

HACER “COSAS IMPORTANTES”

Los distintos intervinientes en el acto han destacado la importancia de que este “pretexto” sirva para aumentar la colaboración más allá del centenario siempre en beneficio de la sociedad en general, como ha resaltado el rector de la UCLM. Su homólogo Manuel Pérez ha destacado que el convenio universitario “es una representación de lo que significa la universidad en la sociedad como elemento de desarrollo social y económico” y como “motor fundamental para educar y trabajar”.

Gregorio Marañón ha valorado que el centenario burgalés haya tenido en cuenta experiencia que tuvo Toledo con el IV Centenario de la muerte del Greco, del que se han derivado “dos aportaciones fundamentales”, algunas actividades concretas “que son trasladables” y que se haya iniciado su preparación “con tiempo”, para evitar “fracasos sonados” como el que, a su juicio, ha ocurrido en con el ‘Año Murillo’.

También han tomado la palabra en este acto el vicepresidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos, que ha señalado que el proyecto está resultando “muy gratificante” y va a permitir tanto a Castilla-La Mancha como a Castilla y León “hacer cosas, cosas importantes”; y la consejera de Cultura de esa última región, , que ha confiado en que el centenario sirva para que la Catedral de Burgos se potencia “como uno de los principales referentes patrimoniales, culturales y turísticos de Castilla y León, España y Europa”.

Finalmente, el vicario general de la Diócesis de Toledo, César , ha ensalzado los valores que se pueden recoger para este centenario aprovechando el 40 aniversario Constitución, mientras que el arzobispo de Burgos, además de un largo agradecimiento a todos los implicados por haberse “atrevido a dar estos pasos”, ha destacado cómo la preparación de los distintos actos está “aunando voluntades de forma total” en ámbitos “de los más variados”.