“Me siento muy tranquilo al ver que la Jefatura del Estado tiene un escenario de futuro muy esperanzador”, ha afirmado García-Page durante la inauguración del en el Ámbito de la Seguridad, organizado por la , con motivo del 40 aniversario de la incorporación de la mujer a este cuerpo.

Ha recordado que la primera persona que escuchó en España hablar de que “era razonable, legítimo y lógico” que hubiera igualdad en la sucesión de la Corona fue al jefe del Estado.

Tras presumir de ciudad, ha aludido a la segunda parte del Quijote, que desarrolla la mayor parte de su espacio en las playas de . “Es allí justamente cuando, perdiendo la última, batalla el Quijote recupera la cordura”, ha apuntado el presidente regional para abundar en el conflicto catalán.

Ha sido en este momento cuando el presidente socialista ha felicitado a la policía, en nombre del pueblo español, “por el servicio que están prestando”. “Nos sentimos todos compenetrados con su trabajo en Cataluña”, les ha dicho a los policías presentes.

Parte importante de su éxito —ha dicho— “está incluso en tener que contenerse”. “El éxito está en la prudencia, la templanza y la moderación con la que se está llevando este fenómeno”, se ha sentido orgulloso el presidente castellanomanchego.

ASUMIR LA IGUALDAD “EN LOTE”

Sobre igualdad, ha dicho que hay mucha gente que piensa que como las leyes ya reconocen la igualdad “ya no hay nada que hacer”, algo que “no es cierto”. Asimismo, ha recelado de aquellos que hablan de la igualdad por partes. “Todo está relacionado y la igualdad hay que asumirla en lote”, ha abogado García-Page.

Ha invitado a todos los presentes no solo a defender la incorporación de la mujer a la Policía Nacional sino a defender el concepto de igualdad en términos absolutos.

Finalmente, García-Page ha recalcado que para poder defender “con mucha legitimidad” los derechos colectivos frente a los ataques colectivos y organizados “siempre se hará mejor cuanto más parecida sea la policía a la sociedad a la que tiene que defender”.