Así lo ha asegurado García-Page durante su intervención en la inauguración de la nueva planta en la localidad toledana de Fuensalida, donde ha defendido que Ábalos es de los políticos que conoce en España que “más presente” tiene el interés del Estado en su actuación.

“No hay liebre, no hay ni trampa ni cartón”, ha dicho también el secretario regional de los socialistas castellanomanchegos, que ha afirmado que a Ábalos le toca muchas veces administrar los asuntos “más espinosos” en un sentido y en otro. “Eso lo valoro de manera efectiva”.

Del mismo modo, García-Page ha indicado que cada vez que hay un problema “espinoso” o un conflicto con las infraestructuras en Castilla-La Mancha, el ministro de Transportes “no solo se pone a tiro sino que colabora lo más posible”.