García-Page, durante su intervención en la inauguración de la exposición conmemorativa de los 40 años de la mujer en la en , ha señalado que no va a admitir “que para justificar un atropello brutal como el que significa el que se hizo en la dictadura con el agua del Tajo, para justificar un delito ecológico como el que pasa por el Tajo, se diga que aquí hay gente que tiene pozos ilegales”.

Tras destacar que “se pueden decir tonterías en catalán, valenciano, castellano e inglés”, ha valorado el “muy buen resultado jurídico” que en materia de agua ha supuesto la sentencia del que ha anulado el Plan Hidrológico del Tajo por no fijar caudales ecológicos en , Toledo y de la Reina.