El pasado 22 de marzo, el Sescam y los responsables de las empresas encargadas de la materialización de esta infraestructura sanitaria firmaron un nuevo contrato que incluía diversas mejoras en el proyecto inicial, con el que se da respuesta a las nuevas necesidades asistenciales no previstas en la anterior legislatura, ha informado la Junta en nota de prensa.

La firma de este contrato modificado ha hecho posible que las obras del nuevo Hospital General Universitario de Toledo adquieran un mayor ritmo que el que se había venido desarrollando durante la ejecución de los trabajos de implantación de la obra.