El Ayuntamiento de continúa con el Plan de Reposición del Arbolado en varias zonas de la ciudad. Estos días se han plantado nuevos ejemplares en el Parque de Nara del barrio de Buenavista, trabajos que han sido supervisados por la concejala de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, .

En concreto se ha llevado a cabo la plantación de diez nuevos árboles que se suman a las especies plantadas en 2017 gracias a la campaña anual de plantación que promueve el Gobierno municipal. Como ha explicado la concejala, en lo que va de año se han plantado ya 218 nuevos árboles y 1.411 arbustos en diferentes barrios y puntos de la ciudad.

En esta ocasión se han plantado moreras sin fruto (morus alba fruitless) dadas sus características de crecimiento y sombra. Como han explicado desde el área de Zonas Verdes del Ayuntamiento, estos árboles experimentan un crecimiento rápido y ofrecen una sombra densa, además de resistir la contaminación urbana, el calor, la sequía, las heladas, y ser una especie tolerante a suelos compactos.

Además, estas moreras no presentan problemas especiales de plagas o enfermedades y admite de manera favorable operaciones de poda, y está considerada una especie de singular interés para la regulación microclimática.

Tal y como ha recordado Noelia de la Cruz, este Plan sigue criterios técnicos, con las distancias y condiciones que garantizan la supervivencia de los nuevos árboles, y con especies que se adaptan al medio urbano de la ciudad con el objetivo de que cuando concluya, Toledo luzca una masa arbórea saneada.

La campaña de plantación impulsada por el Gobierno municipal ha llegado por el momento a las plazas de San Vicente y San Justo y al paseo de San Cristóbal en el Casco Histórico, así como al paseo , o al parque de las Tres Culturas, y otros espacios como la avenida de Europa, las calles , Coronel Baeza, o General Villalba.

Zonas de juego y áreas infantiles

De otro lado, en el Parque de Nara se han renovado dos áreas infantiles con el fin de normalizar los juegos existentes y adecuar los espacios a la normativa de seguridad para parques infantiles, en la que se especifican las medidas de seguridad requeridas en la fabricación, instalación, inspección y mantenimiento de dichas áreas.

Respecto a estas actuaciones, se han subsanado las deficiencias encontradas en las áreas de juego adaptando estos espacios a la normativa. Para ello, se han arreglado las bases de seguridad y se han reubicado los elementos de juego. Estas medidas se están aplicando de manera paulatina a todos los parques y zonas de juego de la ciudad.