Esta solicitud de comparecencia ha sido solicitada, según ha informado PCAS, ante las declaraciones “contradictorias” que siguen produciéndose en la ciudad desde el año 2013, en las que se cuestionan, asegura, tanto la ubicación del actual Museo del Greco en el barrio de la Judería toledana, como la posibilidad de trasladar los fondos del mismo al Museo de Santa Cruz, y la posible desaparición como institución del propio Museo de Santa Cruz.

De todo ello, afirma la formación, lleva alertando durante dos años la Plataforma en Defensa del Museo del Greco, integrada por profesionales de la Enseñanza y la Cultura, vecinos de Toledo, empresarios y meros ciudadanos.

Además, los castellanistas y la Plataforma quieren conocer de primera mano las intenciones del Ministerio respecto a los museos de titularidad estatal en la ciudad, tanto de gestión directa —como el Museo del Greco— como de gestión trasferida a la Comunidad Autónoma, como es el caso del Santa Cruz y sus dos filiales cerradas: el Taller del Moro y el Museo de Arte Contemporáneo.