La candidatura internacional de los procesos artesanales de la cerámica compartida por Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo con y () entra en sus días decisivos con el arranque este lunes del Comité para la Salvaguarda en . Su inclusión en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial supondría según el embajador de España ante la Unesco, , “jugar en una liga y escala diferente, muy importante”.

Allí se encuentra ya el embajador de España ante la Unesco que, en una entrevista para , recogida por Europa Press, ha defendido el trabajo desarrollado por la asociación en la parte española de la candidatura, que está, a su juicio, “perfectamente documentada y está muy bien construida”, por lo que es un “buen expediente que merece ser inscrito”.

Sobre la importancia de entrar a formar parte de dicha Lista de Patrimonio Mundial Inmaterial, Perelló ha descubierto que hay “todo un fetichismo en torno a las declaraciones de patrimonio, tanto material como inmaterial, y sorprende ver cuántas guías turísticas y de patrimonio se siguen por gente que visita los lugares y adquiere las piezas porque son patrimonio”.

En su opinión, cualquier hito que suponga algo singular tiene una cierta atracción para la gente, por lo que “pasas a jugar en una liga diferente, no es una comarcal, regional o nacional, en las que Talavera y Puente ya jugaban muy alto, sino que es internacional y el nombre va a sonar en México, en Estados Unidos, en China, todos los miembros lo van a ver, todos los periodistas lo verán y se hacen reseñas y ya estás incluido en una escala diferente, muy importante”.

ALGUNA PIEDRA EN EL CAMINO

Si bien Perelló ha incidido que es una candidatura que va con México, España lo que ha aprovechado es el turno de México, pues los países no pueden presentar candidaturas todos los años para su inscripción en el Listado Representativo de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. Hay que recordar que en 2018, ya se procedió a inscribir la Tamborada que había presentado España.

Precisamente, según ha relatado, ha habido una consideración por parte del organismo internacional que evalúa que, aunque México ha hecho un “buen papel”, presenta algunas anotaciones que a veces hacen que las cosas “sean un poco más difíciles”.

De hecho, se llegó a plantear una devolución de la candidatura porque, ha señalado Perelló, encuentran en el expediente de México “algunos aspectos comerciales”, ya que ciertos dibujos de la decoración de las talaveras fueron cedidos a la diseñadora para un diseño. “Cuando aparece la vía comercial a esa escala, enseguida ponen pegas”, ha precisado.

“Eso no afecta a la calidad de un plato de cerámica de Talavera, no es la cerámica de México la que ha hecho un proceso industrializado que ha perturbado el origen, manual, artesanal y tradicional sino que es Carolina Herrera la que lo ha tomado y con eso ha popularizado también la cerámica”, ha destacado.

“En vez de ir como en un paseo en barca, porque la candidatura está muy bien construida, vamos a tener que pelear una buena relación diplomática que el embajador de México y yo ya estamos haciendo ante los miembros del ”, ha añadido en la entrevista.

OFENSIVA DIPLOMÁTICA

Una ofensiva diplomática ante la Unesco que el embajador ha anunciado que van a intensificar a partir de este lunes sobre el terreno, con el inicio del XIV Comité para la Salvaguarda en Bogotá, y que supondrá “trabajar más” no para darle la vuelta a la opinión técnica sino para hacer entender al Comité que esa advertencia “no tiene demasiado sentido porque además México ya lo ha justificado muy bien”.

Se abre así un debate de defensa que es lo que se ha exigido por parte de España y de México a la presidenta del Comité, pues ninguno de los dos países son miembros del Comité de Patrimonio Inmaterial, aunque participan, al entender que por parte de México “ya se ha perfeccionado la candidatura”. “Tenemos que convencerles que tienen que darnos el sí, a pesar de la nota que ha hecho el comité de evaluación”, ha recalcado.

Perelló que además, como valenciano, conoce bien el proceso de elaboración de la cerámica, incluso tiene algunas piezas de Talavera, ha concretado que el Comité va a valorar “la autenticidad, la trascendencia, el arraigo y la participación de la comunidad portadora”. “Todo eso está bien justificado y bien trabajado por parte de toda la gente que los ha hecho, incluso las administraciones implicadas, desde los ayuntamientos hasta el propio ”, ha puntualizado.

La valoración merece ser inscrita, desde su punto de vista. “El problema es que nos contaminamos los unos a los otros, por ese pequeño detalle, que no afecta al proceso de producción ni a la autenticidad de la cerámica”, ha afirmado.

De hecho, se ha mostrado confiado en que van a poder dar la vuelta a la decisión que finalmente tomarán, por votación, los miembros del Comité para la Salvaguarda, previsiblemente para el miércoles 11 de diciembre, aunque todo dependerá del tiempo de deliberación de las 42 candidaturas presentadas para 2019.