En este sentido, se ha activado de oficio el Plan ‘Perseo’, un plan específico del en caso de agresiones, cuyo objetivo es actuar con la máxima contundencia y celeridad ante hechos de esta naturaleza, “como los que desgraciadamente se han producido esta madrugada en la localidad toledana”, ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

Asimismo, el Gobierno, a través del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), se encuentra en contacto permanente con la Guardia Civil, así como con la Gerencia de Atención Primaria de Toledo, para la que trabajan los profesionales agredidos, y con los Colegios Profesionales de Enfermería y Médicos.

“El Ejecutivo regional quiere recalcar su postura clara de rechazo ante la violencia, sea de la naturaleza que sea, y ha ofrecido todo su apoyo y solidaridad tanto a los profesionales agredidos como a sus familias a las que se les ha ofrecido asesoramiento legal y el soporte que precisen en estos momentos”, ha asegurado.