Con esta intervención, dichos grupos sociales evitarán la escalinata de gran pendiente para entrar a la ermita, ha resaltado la alcaldesa de la capital de Castilla-La Mancha, , durante la inauguración de esta rampa peatonal que conecta la con la cota de acceso al patio de este lugar “tan querido” por los vecinos.

Además, la pasarela permitirá un desahogo en el tráfico de entrada y salida de personas a la ermita durante la tradicional romería del 1 de mayo y dotará de un nuevo medio para el disfrute de su valor paisajístico, pues se genera un nuevo paseo donde contemplar la panorámica de la Ciudad Imperial.

LA COFRADÍA MÁS NUMEROSA

Milagros Tolón ha manifestado que esta intervención era “una necesidad” ante la falta de accesibilidad en este espacio y ha destacado la labor de la Cofradía de Nuestra Señora del Valle, la más numerosa de la ciudad al superar los 4.000 hermanos.

Con una inversión de 62.268 euros, el proyecto ha sido calificado por la regidora como “difícil”, a la vez que ha recordado que se abrió a la ciudadanía para que “todo el mundo pudiera opinar”.

Además, a modo de anécdota, ha relatado que la obra tuvo un pequeño retraso debido a que la empresa adjudicataria renunció a acometerla en vistas de su complejidad, de manera que la intervención fue realizada por la siguiente firma prevista en el baremo de contratación.

INTEGRACIÓN CON EL ENTORNO

Esta actuación, realizada a través del Consorcio de la Ciudad de Toledo, ha contado para su realización con el arquitecto , experto en estructuras y en rehabilitación de edificios históricos.

La pasarela mide unos 30 metros de largo y se materializa con una estructura metálica en voladizo sobre el rodadero del Valle. De esta forma queda minimizado el impacto visual gracias a un sistema de cerchas triangulares que sostienen la estructura.

“LA GUINDA QUE FALTABA”

El gerente del Consorcio toledano, , ha precisado que la obra ha durado tres meses, si bien el montaje se realizó en un día, y ha reconocido que se ha demorado más de lo previsto ante la necesidad de talar vegetación silvestre.

Mientras tanto, el presidente honorífico de la Cofradía de Nuestra Señora del Valle, , ha comentado que esta es “la guinda” que le faltaba por hacer, al tiempo que ha agradecido la implicación tanto del Ayuntamiento como del Consorcio en llevar a término una intervención que “hacía falta como el comer”.